Escrito por

Empanada de espinacas y queso feta

La empanada de espinacas y queso feta es una receta vegetariana muy fácil de preparar y con una combinación de sabores estupenda. Está basada en un pastel griego, rico y crujiente, que os mostramos cómo prepararlo en casa fácilmente, con un paso a paso y fotografías.

Empanada de espinacas y queso feta

La empanada de espinacas y queso feta que hemos hecho en casa es una receta basada en el pastel griego spanakopita. El pastel griego se prepara con masa brisa, la cual hay que utilizar al momento para evitar que se seque, nosotros hemos optado por una masa quebrada que queda crujiente y que queda sensacional en las empanadas.

La combinación de espinacas y queso feta resulta una maravilla, una oportunidad de disfrutar de sabores estupendos sin necesidad de utilizar muchos ingredientes.

Además, resulta ser un plato sensacional también para los vegetarianos. Los ingredientes que os compartimos son para una empanada pequeña, sólo tenéis que multiplicarlos por dos para tener una empanada de espinacas y queso feta para varios comensales.

Empanada de espinacas y queso feta – Ingredientes

  • 200 gr de espinacas frescas
  • 100 gr. de queso feta
  • 1 lámina de masa quebrada
  • 1 cebolleta
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Perejil
  • Pimienta recién molida

Empanada de espinacas y queso feta – Preparación

Limpia la cebolleta y la cortas finamente, en trocitos pequeñitos. Pon una sartén al fuego con la mantequilla y, cuando esté fundida, añades la cebolleta y la dejas pochar poco a poco.

Mientras tanto, escalda las espinacas frescas. Para ello sólo tienes que poner una cacerola con agua al fuego, añades sal, y cuando hierva añades las espinacas durante un minuto.

Después las vuelcas en un colador, las pasas por agua fría para cortar la cocción, y presionas despacio para que vaya perdiendo todo el agua sobrante. Es importante que queden bien escurridas para los siguientes pasos.

Una vez que tengas la cebolleta pochada, deja que se enfríe un poco.

Pones en un recipiente las espinacas, el huevo, la leche y la cebolleta con la mantequilla. Remueve bien.

Extiende la lámina de masa quebrada y, en mi caso, la hemos dividido en dos. En una de las mitades echas todo el relleno y desmenuza el queso feta por encima, dejando un espacio con los laterales para poder cerrarla cómodamente.

Cubres con la otra mitad de la masa de hojaldre y cierras los bordes, llevando la masa inferior a la superior y presionando con el dedo.

Bate un huevo o utiliza leche para pincelar la superficie.

Con un cuchillo haces unos cortes en la parte superior y lo metes al horno hasta que esté completamente dorada la masa. Déjalo enfriar y a comer.

Otras recetas que te pueden parecer interesantes son:

loadInifniteAdd(44636);