Escrito por

Galletas con M&Ms

Estas galletas son perfectas para aquellos que devoramos los M&M’s, ese sabor del cacahuete recubierto de chocolate suave… Al que ahora le añadiremos la textura de una galleta de mantequilla a su alrededor, a veces crujiente, otras veces blandita. Toda una delicia para el paladar.

Galletas con M&Ms

Las galletas con M&Ms son puro vicio, de verdad, esto es una auténtica maravilla de la repostería. Si buscáis en la red, encontraréis muchas variantes de esta receta porque para eso está el mundo lleno de sabores y gustos distintos. A nosotros, nos queda por probar estas galletas con chocolate o estas galletas hechas con mantequilla de cacahuete.

Hemos probado varias recetas (podéis ver las fotos en la galería) pero no conseguíamos un resultado visual absolutamente apetitoso, así que hemos vuelto a nuestros orígenes, a esa receta de galletas que nunca falla y para preparar estas galletas con M&Ms hemos utilizado la base de las galletas con chocolate de toda la vida. ¿Resultado? Difícil de parar, así que con cuidado y contención.

Galletas con M&Ms – Ingredientes

  • 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 100 gr de azúcar blanca
  • 400 gr de harina de repostería
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • M&ms de cacahuete o chocolate

Galletas con M&Ms – Preparación

En un recipiente alto hemos añadido los dos tipos de azúcares con los huevos. Con ayuda de unas varillas removéis de forma constante hasta que veáis que se duplique el tamaño y todo esté completamente homogéneo (más fácil si usáis varillas eléctricas).

Una vez lo tengáis, añade la mantequilla reblandecida. Mejor si está a temperatura ambiente, si no le dais un toque en el microondas pero prestad atención a que esté ya fría, nada de añadirla caliente. Echa una pizca de sal y remueve de nuevo con las varillas.

A continuación, añade la harina con el bicarbonato. Dejas las varillas para lavar y utilizas una espátula o directamente las manos, esto va al gusto de cada uno. La idea es que toda la harina quede absolutamente incorporada, que no haya grumos (difícil que esto pase si seguís lo indicado) y listo.

Podéis añadir los M&Ms a la masa y continuáis removiendo, o bien podéis añadirlos una vez que tengáis listas las galletas. Nosotros, en esta ocasión, hemos optado por esta segunda opción.

Prepara las bandejas del horno, forradas con papel de hornear (ésta vez no repusimos existencias y nos tocó usar papel de aluminio). Con una cucharilla vas cogiendo porciones, en función de si las quieres más o menos grandes, coges más o menos cantidad. Formas una bolita con tus manos, la colocas en el papel de horno y aplastas suavemente. A continuación, añades los M&Ms al gusto y continúa con el resto de la masa. Tienes que dejar una separación entre las galletas, tal y como ves en la foto, pues van a crecer y es preferible que no se peguen.

Lo metéis al horno precalentado a una temperatura de 180º durante 10 o 12 minutos. Pasado este tiempo, las sacáis y las colocáis sobre una rejilla, con mucha delicadeza, a enfriar.

Después, cuando estén bien frías, meterlas en un recipiente hermético para que os duren más tiempo, si es que os duran…

Otras recetas que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?