Escrito por

Galletas de brownie

¿Alguna vez te habías imaginado que existieran las galletas de brownie? La verdad es que yo desconocía la combinación hasta que me las encontré en la pastelería de debajo de mi casa, me volví loca y las compré a precio de oro (20 euros el kilo, 5 galletas 9,90 euros) y estaban que valían todo ese oro.

Galletas de brownie

Esa fue la razón de que iniciase la búsqueda de la receta de las galletas de brownie, de volverme loca con asiduidad pero de forma más económica, y encontré la receta de Loleta. Aún no me ha dado tiempo a ir probando otras variaciones, eso lo da el tiempo, pero os iré contando. Lo que os puedo adelantar es que esta receta es un pedacito de cielo, o el cielo entero.

En otras recetas os hemos mostrado cómo preparar brookies, o lo que es lo mismo brownie con cookies, oséase que brownie con galletas. Impresionante también, con una contraste de texturas delicioso que os recomiendo que lo probéis como mínimo una vez en la vida, luego ya repetireis solitos.

La preparación de esta receta de galletas de brownie es muy sencilla, así que vamos allá.

Galletas de brownie – Ingredientes

  • 380 gr chocolate al 70%
  • 60 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr azúcar
  • 2 huevos grandes y una yema
  • 50 gr harina
  • 1 cucharada cacao en polvo sin azúcar
  • 1/4 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 140 gr nueces picadas

Cómo hacer Galletas de brownie

El primer paso va a ser trocear todo el chocolate. 3/4 partes del mismo van ser para fundir, por lo que podéis ponerlo en un recipiente con trozos no muy pequeños; el resto hay que reservarlo para añadirlo a las galletas, podéis cortarlo muy fino, yo he preferido que tengan el tamaño de una gota de chocolate.

Una vez que tengáis esto, a los 3/4 de chocolate le añadís la mantequilla en dados. Fundidlo al baño maría o en el microondas a tiempos cortos. Tenéis las recomendaciones en este artículo “trucos para fundir chocolate”. Una vez lo tengas, reserva.

Poned el horno a precalentar a 180 grados.

Pon los dos huevos y la yema de huevo en un recipiente alto con el azúcar. Bátelos hasta que estén espumosos y haya aumentado de tamaño. Si lo hacéis con unas varillas eléctricas tardaréis menos.

Añade los ingredientes secos: harina, levadura, bicarbonato, cacao en polvo, y utiliza una espátula para hacer movimientos envolventes y conseguir que todo quede bien mezclado.

Una vez lo tengas, añades el chocolate fundido que ya estará frío. Continúa el mismo tipo de movimiento con la espátula.

En el momento en el que lo tengas todo homogéneo será el turno de añadir las nueces troceadas (o el fruto seco que más te guste) junto con el chocolate picado. De nuevo, mezclas todo con la espátula y prepara las bandejas del horno.

En mi caso, en pleno invierno la masa se ha endurecido la masa sin necesidad de meterlo en la nevera. Si la tenéis muy blandita, con 5 minutos de nevera endurecerá lo suficiente para que sea cómodo hacer las galletas.

Sobre las bandejas de horno forradas con papel vegetal, ve colocando las galletas. He usado una cuchara de helado para que sea rápido y todas tengan un tamaño similar, si no con la mano les dais forma de bola.

Ponedlas bien separadas y al horno durante 15 minutos aproximadamente. Después, las retiramos y las ponéis en una rejilla a enfriar.

¡Listo!

Otras recetas de galletas que os pueden resultar interesantes:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?