Gofres belgas caseros (receta fácil y auténtica)

Hoy te enseñamos como hacer Gofres belgas, cuando quieras y como quieras, pero en tu casa. Impresionante ¿no? Imagínate levantarte por la mañana y decir «Me voy a preparar unos gofres belgas, de los auténticos» Pues ¡Te enseñamos cómo hacerlo realidad con esta receta fácil y deliciosa, tú eliges la salsa con la que acompañarla.

Gofres belgas caseros – receta fácil y auténtica

Hay una gran variedad de recetas de gofres y no todos son belgas, cada uno va a requerir de una masa concreta y también de una forma determinada. Al igual, que tampoco es común añadir determinadas salsas o toppings, que es algo que se ha hecho más en otras zonas que en la propia Bélgica.

Dicho esto, os compartimos una receta de gofres belgas que vimos en Sweet and sour y en Visit Flanders, que nos conquistaron y nos animaron a lanzarnos por primera vez a hacer unos gofres en casa. Tengo que deciros, con bastante vergüencita, que llevo varios meses con la gofrera en casa y aún no la había estrenado; me temo que ahora va a llegar el momento de no parar…

La receta de gofres belgas caseros es muy sencilla de preparar, tal y como vais a ver en la preparación. Sólo es importante que tengas en cuenta que va a necesitar un tiempo de reposo, pues tiene que doblar el tamaño de la masa y para ello hay que tener en cuenta la temperatura de la casa. Si os pasa que en invierno tenéis la casa fría, fría, podéis calentar el horno a 50º (o menos si tenéis opción) y una vez que alcance una temperatura agradable, apagarlo y meter la masa con la puerta ligeramente entornada.

Gofres belgas caseros – Ingredientes

  • 125 gr. de harina todo uso
  • 4 gr. de levadura seca (panadería) o 12 gr. levadura fresca
  • 75 gr. de azúcar perlado o azúcar común
  • 100 ml de leche
  • 50 gr de mantequilla
  • 2 gr pizca de sal
  • 1 huevo

Opcional. Aceite vegetal para engrasar la gofrera

Cómo hacer gofres caseros

Pon la leche (si vas a usar levadura fresca, reserva un culín) en un cazo con la mantequilla, lo pones al fuego y dejas que se caliente. La idea es que se derrita por completo pero, en cuanto veas que alcanza calor, puedes apagar el fuego y deshacerla con el calor residual.

Una vez que este paso esté listo, deja que enfríe un poco la leche y añades la yema de huevo. No tiene que estar la leche caliente puesto que se puede cuajar y no queremos eso. Así que, añade la yema y remueve. Reserva.

Si vas a utilizar levadura seca de panadería vuélcala en un recipiente junto con la harina, el azúcar y la pizca de sal. Si vas a usar levadura fresca, la tienes que deshacer en el culín de leche que has reservado y tiene que estar tibia; el resto de ingredientes que hemos indicado, los añadirías en un recipiente a parte. Mezcla los sólidos.

Vuelca el contenido de la leche con mantequilla sobre la harina y remueve con una espátula, mézclalo todo bien hasta que esté homogéneo. Verás que la textura es blandita aunque sólida.

Tápalo con papel film y lo dejas reposando hasta que duplique su tamaño. El tiempo que tarde en hacerlo dependerá del calor que haya en tu hogar, así que evita zonas de frío y de corrientes de aire. Generalmente, suele ser de unos 35 minutos.

Pasado este tiempo, monta las claras de huevo a punto de nieve. (Si tienes dudas, puedes ver este artículo «Cómo montar las claras a punto de nieve«). Échalas sobre la masa y ve mezclando con movimientos envolventes, hasta que esté todo bien integrado.

Pon la gofrera a calentar. Puedes pincelar el interior con un poquito de aceite vegetal para asegurarte de que no se pegará. Cuando esté caliente, echas dos o tres cucharadas de masa y lo extiendes con toda la rapidez que sea posible, pues se van a empezar a hacer en seguida. Cierra la gofrera y lo dejas hasta que tenga el punto de dorado que te guste, el tiempo va a variar según vuestra gofrera, la temperatura y vuestros gustos.

Una vez lo tengas, los levantas con una espátula de silicona y a servir directamente con lo que más os guste. Nosotros hemos utilizado una salsa de caramelo o toffee que teníamos preparada junto con unos hilos de crema de cacao casera (tipo nutella).

¡A disfrutar!

Cuál es la diferencia entre un gofre y un waffle

Gofres belgas caseros receta facil y autentica 1

Una vez hemos visto cómo hacer los gofres belgas tradicionales en casa, puede que tengas dudas sobre si este tipico desayuno o merienda es lo mismo que los waffle y lo cierto es que así es. No existe diferencia entre un gofre y un waffle. Son lo mismo, con distinto nombre.

Los gofres nacen en Bélgica pero como sabemos son también típicos de Holanda, Alemania y Austria. Em todos estos países se preparan como hemos explicado y además, siempre se suelen rellenar de chocolate, nata, miel, helado, jarabe de arce, frutas bayas silvestres o otros alimentos dulces o salados como el queso.

Gofres belgas caseros receta facil y autentica 2

Los gofres son conocidos y están muy extendidos en todo el mundo occidental, incluso en Escandinavia, Estados Unidos e incluso se han popularizado mucho en España.

La forma de los gofres varía según el tipo de placas utilizadas, pueden ser cuadradas, rectangulares, redondas, en forma de corazón o de flor, etc., pero la superficie en relieve como una parrilla permanece invariable, de ahí el nombre: gofre que viene del término gaufre que significa » panal de abeja «.

Los gofres es el modo que nosotros conocemos de llamar al gaufre belga o francés, pero en Alemania se conocen como Waffles al igual que en Estados Unidos. El término deriva del alemán Wafer, que son unas galletas que se asemejan a los gofres por su forma pero cuya consistencia es más crujiente y seca.

Dónde se inventaron los gofres y quién lo inventó

Gofres belgas caseros receta facil y autentica 3

Los gofres o waffles son como ya hemos dicho muy conocidos en todo el mundo occidental. Típicos de Francia y Bélgica, luego se extendieron a Escandinavia y Estados Unidos. Pero los orígenes de este postre son más antiguos. Los primeros gofres de la historia se hacían en Grecia y se llamaban obelías (que se podrían traducir como ofrendas) y se cocinaban al fuego entre dos hierros candentes. Adoptadas por las legiones romanas, las obelías se extendieron por toda Europa . Fue en la Edad Media cuando se perfeccionó la receta: en Bélgica, un abad cisterciense crea una masa con miel y la cuece utilizando las planchas para la preparación de las primeras versiones de los gofres. Las primeras gofreras eran simples placas de hierro fundido en forma de colmena.

Cada ciudad atribuía la mejor receta y la forma más bonita y original. Los gofreros reproducían a menudo por un lado el escudo heráldico de la casa de tal o cual ciudad. El único edulcorante disponible desde la antigua Grecia era obviamente la miel. Cuando se introdujo el azúcar en Europa, el príncipe de la ciudad de Lieja encargó a su pastelero que hiciera un pastel que fuera el emblema de la ciudad e incluyera entre los ingredientes la novedad del momento: el azúcar. El pastelero preparó un gofre sustituyendo la tradicional miel por azúcar perlado. Aquel postre tuvo tal éxito que, aún hoy, el Gofre de Lieja es el más popular en Bélgica.

¿Y cómo llegaron los gofres a Estados Unidos donde son algo también muy tradicional? Fueron los Padres Peregrinos quienes trajeron las primeras gofreras a las Américas . El presidente Jefferson fue un famoso consumidor de los gofres. Y además de los postres con jarabe de arce, los gofres también se han extendido en Estados Unidos en una versión salada con huevos revueltos, etc.

En los dos continentes, las recetas continuaron evolucionando, al igual que los fabricantes de gofres. Con el tiempo, la receta tradicional se ha ido enriqueciendo con ingredientes como huevos y mantequilla. La forma, según el plato utilizado, puede ser cuadrada, redonda, o cualquier otra, pero las características fundamentales se han mantenido inalterables a lo largo del tiempo, la superficie gofrada, alveolar y la textura, suele quedar dorada y crujiente por fuera mientras que el interior es siempre blando.

Qué significa la palabra gofre

Como ya hemos dicho, la palabra gofre viene de la palabra francesa, también presente en el belga, gaufre que significa «panal de abeja» pero también miel y dulce, el gofre  es por tanto un «dulce hecho con miel en forma de panal».

Cómo hacer gofres con la Thermomix

Gofres belgas caseros receta facil y autentica 5

Ya hemos visto cómo hacer gofres de forma casera en la receta anterior, pero este es un plato que se ha adaptado a los tiempos y por ello, también se pueden preparar en la thermomix que además te servirá para que te queden más esponjosos. Veamos entonces cómo hacerlos.

Ingredientes:

  • 250 g de harina de trigo
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 paquete de levadura en polvo
  • 50 g de azúcar en polvo
  • 2 huevos
  • 450 ml de leche
  • 1 pizca de sal

Preparación:

  • En el bol de la Thermomix, ponemos la mantequilla y derretimos 3 min a 80°C en velocidad 1.
  • Añade la harina, el azúcar, la levadura, los huevos, la leche, la sal y mezcla 30 seg a velocidad 9. Tu masa quedará homogénea.
  • Pasa la preparación a una ensaladera y cocina tus gofres en una grofera.

Puedes conservar la masa en la nevera durante 2 días. Los gofres quedan deliciosos al día siguiente, puedes recalentarlos en la tostadora. Pruébalos con azúcar glas, mermelada, chocolate derretido, nata montada, ¡a tus hijos les encantarán!

Cómo hacer gofres con gofrera

Gofres belgas caseros receta facil y autentica 4

Para que tus gofres caseros sean un éxito y evitar que se peguen, es necesario engrasar bien tu gofrera.

Si tiene una profesional con revestimiento antiadherente , rocía aceite antiadherente en las bandejas para hornear. Si no tienes este producto, simplemente usa aceite de cocina ligeramente cepillado en la superficie de las bandejas para hornear.

También es una buena idea agregar ½ cucharada de aceite de cocina o vegetal a las recetas . Esta adición tiene la ventaja de hacer que tus gofres queden crujientes por fuera con un color dorado uniforme.

A la hora de elegir el tipo de grasa a poner en las placas de tu gofrera, elige una grasa apta para cocinar. De hecho, dependiendo de sus preferencias, también puede elegir un aceite vegetal, canola o maíz . También puedes engrasar tu gofre con mantequilla. Ten cuidado, sin embargo, que se quema rápidamente y puede dejar residuos poco apetecibles.

¿Cómo poner la masa en la gofrera?

Con pocos ingredientes: leche, harina o vainilla , se obtiene una deliciosa masa para gofres. ¿El pequeño extra? Deja reposar la masa unos minutos mientras se activa la levadura. Obtendrás así un gofre bien levantado y aireado.

Para poner con éxito la masa en tu gofrera profesional, simplemente precalienta tu aparato por unos momentos . Agrega el aceite a las bandejas para hornear una vez que estén calientes. Toma un cucharón de tu masa para gofres y extiéndala uniformemente sobre las bandejas para hornear.

Cierra la gofrera y espera unos minutos antes de descubrir tus gofres completamente cocidos.

¿A qué temperatura hornear gofres?

Al igual que con una grofera profesional , tu gofrera debe estar sazonada antes de usarla.

Para hacer esto :

  • Enchufa y enciende tu electrodoméstico en la posición abierta en un termostato de 300°C.
  • Deja que se caliente durante 30 minutos.
  • Una vez transcurrido el tiempo, pon el termostato a 270°C durante 5 minutos para bajar la temperatura de la máquina.
  • Con una brocha de cocina, aplica ligeramente aceite a las placas de cocción de tu grofera.
  • Deja que la primera capa de aceite se cocine durante 10 minutos.
  • Repite la operación.
  • Luego apaga la máquina y deja que se enfríe.

¿Cómo cocinar bien en una gofrera?

Para hornear con éxito tus gofres, aquí hay algunos consejos a seguir.

  • Precalienta tu gofrera a 210°C de antemano.
  • Engrasa ligeramente las bandejas para hornear.
  • Extiende un cucharón de masa para gofres de manera uniforme en las bandejas para hornear.
  • Cierra tu dispositivo usando el asa.
  • ¡No abras tu gofrera demasiado rápido! Espera al menos 2 minutos, de lo contrario, tu gofre se pegará a la superficie de la bandeja para hornear.
  • Pequeño consejo práctico para saber cuándo abrir la gofrera: cuando la gofrera ya no emite vapor, ¡el gofre está listo!
  • Para recoger el gofre, usa un tenedor grande como el que se usa para las barbacoas.
  • Disfruta de tus gofres con chocolate, fruta o nata fresca.

Otras recetas que pueden interesarte son:

3.06 / 5
3.06 - 152 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar