SaborGourmet.com

Cómo hacer hamburguesas de ternera caseras

Hacer hamburguesas de ternera caseras es delicioso y muchísimo más sano que comprar la carne preparada, puesto que nos quitamos de ciertos aditivos y conservantes que no nos son necesarios.

Cómo hacer hamburguesas de ternera caseras

Siempre compramos la carne en la carnicería, recién picada, fresca y sin añadidos extras, que esos ya los echamos nosotros.

Hamburguesas de ternera caseras- Ingredientes

  • 500 gramos de carne picada
  • Una ramita de perejil fresco
  • 2 huevos
  • Pan rallado (opcional)
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Aceite de oliva

Cómo hacer hamburguesas de ternera caseras

En primer lugar coloca la carne picada en un recipiente.

Trocea lo más pequeño que puedas los dientes de ajo, o si tienes un utensilio para machacarlos mejor que mejor. Incorpóralos a la mezcla. Lava y pica un poco de perejil fresco, lo añades junto con la sal y la pimienta recién molida.

A la mezcla de carne le añades dos yemas de huevo y ¡no tires las claras! Una clara la pones en un plato hondo y la otra clara en otro. Ahora te cuento.

Mezcla con las manos la carne para que se integre perfectamente el huevo y el resto de ingredientes.

Te lavas las manos y una de las claras de huevo la bates hasta que se monte, verás que tiene mucho aire. La echas a la carne y la incorporas suavemente, para que no pierda mucho aire. Esto le dará jugosidad y ternura.

¿Qué hacer con la otra clara de huevo? Pues bueno, esto depende del día lo hacemos de una forma o de otra. Puedes batirla y pasar por ella las hamburguesas ya formadas, lo que le crea una película que hace que la carne quede más jugosa por dentro. Otra opción es guardarla para una tortilla o un bizcocho.

* Si ves que el huevo ha dado demasiada humedad a la carne y que te resulta muy difícil de formar, puedes incorporar un poco de pan rallado a la mezcla. ¡Solo un poco! Queremos que estén jugosas. Dicho esto, hay mucha gente que incorpora el pan rallado a la mezcla no para equilibrar humedad, si no para darle otro punto. Prueba y me cuentas.

Elijas lo que elijas, una vez que ya tengas las hamburguesas listas será el momento de preparar la sartén.

Pones aceite en una sartén o a la plancha -tu elección- y las vas incorporando en cuanto esté caliente. Las pones a fuego medio para que se vayan haciendo por dentro. El tiempo de cocción va a depender del grosor de las hamburguesas y del nivel de punto al que quieras la carne. Lógicamente, menos tiempo, más cruda está, más tiempo, más hecha.

Si quieres congelar las hamburguesas, puedes marcarlas por ambas partes, las retiras y las dejas enfriar por completo. Guárdalas en un recipiente recto, forrado con papel vegetal, así te será más fácil sacar una a una, según vayas necesitando.

Una vez que tengas las hamburguesas, ya solo te queda servir y disfrutar. Ya sea entre panes, con una ensalada, una fuente de patatas… a tu gusto.

Otras recetas de hamburguesas caseras que te pueden gustar son:

4.01 / 5
4.01 - 14 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar