Pochas con espinacas

Las pochas con espinacas es un delicioso plato de cuchara que podéis preparar fácilmente en casa, sabroso y que podéis hacer en versión vegetariana o con unos taquitos o hueso de jamón, según vuestra dieta. Os contamos cómo lo hemos preparado en casa fácilmente. Receta de pochas con espinacas Para aquellos que no sepáis qué son […]
SaborGourmet.com

Las pochas con espinacas es un delicioso plato de cuchara que podéis preparar fácilmente en casa, sabroso y que podéis hacer en versión vegetariana o con unos taquitos o hueso de jamón, según vuestra dieta. Os contamos cómo lo hemos preparado en casa fácilmente.

Receta de pochas con espinacas

Para aquellos que no sepáis qué son las pochas se trata de una variedad de alubia blanca que es recogida y consumida antes de que sea madura -se desgranan las vainas antes de que no se hayan secado-, lo que implica que nos encontramos con una alubia muy tierna y fina en el paladar. Nosotros hemos optado por utilizar unas pochas en conserva.

En estas ocasión hemos optado por preparar unas pochas con espinacas sencillísimas pero estupendas y sabrosas, un plato de cuchara que calienta hasta el alma y que reconforta. Además, así podéis conseguir una forma diferente de disfrutar de unas espinacas, pudiendo optar por cocinar unas espinacas frescas o congeladas, eso lo dejamos a vuestro gusto.

Pochas con espinacas – Ingredientes

  • 450 gr. de espinacas
  • 400 gr. de pochas
  • 1 diente de ajo
  • 70 gr. de jamon en taquicos
  • 1 cebolla
  • 1/3 de puerro
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 1 cebolla
  • Agua
  • Sal

Cómo hacer pochas con espinacas

Comienza por limpiar el puerro. Para ello tienes que cortar el trozo que vayas a utilizar, después haces un corte en vertical para retirar las hojas más externas del puerro y lavar el interior de las demás hojas de puerro. A continuación, lo troceas de forma que quede pequeñito.

ANUNCIO

Limpia la cebolla retirando la parte más externa y después lo cortas también en trozos pequeñitos.

Pela el diente de ajo y lo cortas en trozos bien chiquititos.

Pon la cacerola al fuego con un chorro de aceite de oliva virgen y cuando esté caliente añades el puerro y la cebolla troceados con un poco de sal. Deja que se poche a fuego suave. Añade el diente de ajo troceado. Una vez que la cebolla esté transparente tienes que añadir los taquitos de jamón para que se sofría todo junto.

ANUNCIO

Pasados un par de minutos será el momento de añadir las espinacas lavadas y escurridas, si ves que tienes ante ti alguna hoja muy grande la troceas, si no puedes añadirlas tal cual. De primeras puede parecerte una gran cantidad de espinacas pero verás que en cuanto cojan calor se reducen en seguida y luego no son tantas.

Una vez las tengas todas rehogadas será el momento de añadir las pochas. En nuestro caso, al venir en el bote de conservas, hemos vaciado todo el contenido sobre un colador y las hemos lavado para que pierdan cualquier resto del líquido de conservación.

Añade las pochas, incorpora un poco de sal y unas cucharaditas de pimentón de la vera. Sofríe durante unos cuantos minutos todo junto.

Incorpora el agua, la cantidad ha de ser la suficiente hasta que queden completamente cubiertos los ingredientes. Deja que cueza durante unos 10 minutos, pruebas el caldo y corrige si es necesario con la sal.

ANUNCIO

Prueba si las espinacas y las pochas están tiernas. En nuestro caso, las pochas estaban listas en 5 minutos y las espinacas al ser frescas tampoco necesitaban más tiempo.

Finalmente, solo queda servir y disfrutar de los grandiosos platos de cuchara como estas pochas con espinacas tan fáciles de hacer.

A continuación, os dejamos más recetas con espinacas que os pueden gustar:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar