Escrito por

Tarta manzana invisible o pastel de manzana invisible

Tarta manzana invisible o pastel de manzana invisible. Una forma facilísima de preparar una tarta de manzana con una textura muy suave y jugosa, con un delicioso sabor y aroma a manzana que os va a maravillar. Os mostramos cómo haerla en casa paso a paso.

Tarta manzana invisible

Hay multitud de versiones sobre la tarta de manzana invisible, nosotros nos hemos animado a preparar la versión de Cucchiaio d’Argento que tiene poca mantequilla y resulta sencillísima de preparar. Es una de esas tartas de manzana con las que uno queda muy bien pero que no le ha llevado mucho tiempo.

Lo más difícil de todo es esperar. Esperar a que se enfríe la tarta para desmoldarla y darle el primer bocado, porque el olor y el aspecto tan bonito que queda hacen que resulte tremendamente complicado aguantar.

Tarta manzana invisible: Ingredientes

  • 5 manzanas
  • 70 gramos de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 2 huevos
  • 20 gr de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • 50 gr. azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 2 limas o limones
  • Azúcar glasé o en polvo

Cómo hacer Tarta manzana invisible

Exprime las limas y pon el líquido en un recipiente grande.

Pela todas las manzanas y las pasas por la mandolina para que queden unas rebanadas muy finas. Echa todas las rodajas de manzana en el recipiente de las limas o el limón, remueve para que todas queden humedecidas por el zumo y así se evitará que oscurezcan.

En un cazo pon la leche y, cuando esté caliente, añades la mantequilla. Retira del fuego y remueve hasta que esté completamente fundida.

Mientras tanto, pon el azúcar en un recipiente alto junto con el huevo. Bate con unas varillas eléctricas para que quede completamente homogéneo.

Sin dejar de remover, incorpora la leche ya templada y bate para que se incorpore correctamente. Añade la harina tamizada, la sal y la levadura. Bate con cuidado para que quede bien incorporado y sin grumos.

En este recipiente incorpora todas las manzanas con cuidado, para evitar que se rompan. Remueve para que se empapen todas.

Forra con papel de horno un molde de 18 cm (puedes usar uno más grande pero no quedará tan alta la tarta) y vuelca sobre el molde toda la masa de la tarta con delicadeza. Lo metes al horno precalentado a 180º durante 30 minutos como mínimo, pasado ese tiempo ve comprobando con la punta de un cuchillo o un palillo hasta que salga completamente seco.

Lo retiras y dejas enfriar. Cuando quieras servirlo, echas un poco de azúcar en polvo por encima para decorar y listo.

Otras recetas que os pueden resultar interesantes son:

SaborGourmet.com

Newsletter