Cómo hacer un brunch perfecto en casa

Si quieres sorprender a alguien o quieres celebrar algún evento de media mañana, te contamos cómo hacer un brunch perfecto en casa y dejarles a todos con la boca abierta.

Bebidas para un brunch

En un brunch no se suele servir una única bebida si no que se suelen combinar como mínimo dos. Generalmente, se sirve una bebida caliente (café, infusión o té) junto con una bebida fría, como puede ser un zumo natural, un batido o un smoothie; después llega la opción de acompañarlo con una mimosa o una copita de champagne, ya depende del nivel al que queráis llegar y de lo que os guste.

Si queréis ideas de recetas, aquí van estos artículos:

Panes para acompañar un brunch

El pan es un elemento fundamental del brunch y podemos encontrarnos una gran variedad de opciones en función del sitio al que acudamos. Como se trata de tu propia casa, puedes incluir tus panes favoritos, con sus aromas y sus texturas deliciosas.

English Mufins

Se trata de un pan que se hace en la sartén y es facilísimo, riquísimo y puedes hacer de más para congelarlos e ir sacándolos para los brunch, desayunos o meriendas. Tal y como su nombre indica, se trata de un clásico de la gastronomía británica y los puedes utilizar para servirlos con confituras o mermeladas, aunque acompaña todo estupendamente.

Ingredientes para 30 muffins:

  • 20 gr. de levadura fresca
  • 225 ml de leche tibia
  • 750 gr. de harina de trigo
  • 17 gr. de sal
  • 45 gr. de azúcar
  • 225 ml de agua tibia
  • 90 gr. mantequilla a temperatura ambiente

Y el paso a paso, con fotos incluidas, lo puedes ver aquí: «muffins ingleses o english muffins, un pan sin horno«.

Bagels

Soy muy fan de los bagels caseros porque se hacen muy fácil, queda una textura deliciosa y el sabor es estupendo. Los puedes rellenar de todo lo que se te ocurra: huevos revueltos, aguacate y salmón; salmón ahumado y queso fresco; tomate y mozzarella; embutidos… Hay mil ideas.

Ingredientes para 11 bagels:

  • 600 gr de harina panificable o de media fuerza
  • 350 gr. de harina de fuerza
  • 520 gr de agua *
  • 20 gr. de azúcar
  • 15 gr. de sal
  • 12 gr de jarabe de arce
  • 3 gr de levadura seca de panadería (9 gr de levadura fresca)

Para la cocción y decoración:

  • 2 cucharadas de bicarbonato
  • Semillas de amapola, sésamo o las que te gusten

El paso a paso de esta receta la podéis ver al detalle, con trucos y recomendaciones, pinchando en «Receta fácil de bagels caseros«.

Cesta de panes caseros

Cuando digo cestas de panes bien vale un pan casero y punto, pero si te vienes arriba y tienes varios comensales a la mesa, siempre puedes servir un variadito. Los panes que he seleccionado son todos con masa madre: pan de molde de semillas, pan de chocolate (es para emocionarse), pan de trigo, pan multicereales, pan de centeno 100% y pan de espelta 100%.

Si nunca te has lanzado a hacer un pan de masa madre, la verdad es que te lo recomiendo muchísimo. Verás que cambia el sabor del pan, la textura y su conservación, además de que son más digestivos.

Ahora bien, cuando hablamos de pan para el brunch:

Sección de lácteos para el brunch

Los lácteos tampoco suelen faltar en el brunch pero, generalmente, se suelen servir en menor proporción con respecto a otros platos, como si se tratara de un entrante o aperitivo. Hemos seleccionado tres ideas que, como te decimos, habría que reducir en cantidad:

Pudín de chía

La chía es un súperalimento que llegó a nuestras vidas para quedarse y, si te apetece hacer un brunch a la última, puedes incorporarlo a través de estos púdines con frutas tan fáciles y ricos de hacer:

Porridge de avena

Se trata de un plato muy saciante por lo que puede ser el principal de este brunch o tendrás que servirlo en una pequeña cantidad, en plan tentempié para que haya hueco para el resto de platos. Tienes la opción con canela o la opción chocolateada, ambos nos encantan y no tienen azúcar (pero están dulces).

Yogur

Yogur natural monsieur cuisine plus

Si quieres optar por algo más sencillo de hacer, menos saciante y dedicar tu tiempo a otros platos, simplemente por un yogur bien rico (de leche de vaca, de kefir, de leche de cabra…) a la mesa. Sin más. Si quieres hacerlo más completo, puedes poner un cuenco con frutas frescas picadas.

Huevos, el imprescindible del brunch

Los huevos son el plato principal o el plato fuerte del brunch y no pueden faltar en tu preparación (salvo veganos, por supuesto). Hay muchísimas preparaciones que puedes hacer, desde una tortilla francesa o una tortilla con algunas verduritas, a unos huevos rancheros, escoces, cocidos pero con la yema líquida, huevos a la plancha… Nosotros vamos a destacaros dos recetas:

Huevos benedict

Los huevos benedict son los reyes indiscutibles de cualquier brunch. Una buena salsa holandesa, el huevo hecho a su punto, por supuesto la elección de un buen pan y después llegan los extras a elegir ¿aguacate, bacon o salmón ahumado? Sea como sea, esto es para salivar indefinidamente.

En nuestra receta veréis unos huevos benedict con salmón ahumado y, los ingredientes son:

  • Salmón ahumado
  • 2 huevos
  • Un chorrito de vinagre
  • Salsa holandesa
    • 115 gr. de mantequilla
    • 2 cucharadas de zumo de limón
    • Sal y pimienta
    • 3 yemas de huevo
  • Rebanada de pan

El paso a paso de la receta es más largo, así que ese os lo dejo al completo y bien descrito en «la receta de los huevos benedict«.

Huevos revueltos

Los huevos revueltos son una opción más para disfrutar de un brunch tremendo en casa. En este día lo combinamos con unas lonchas de bacon, queso de tetilla que da cremosidad y su sabor va de lujo con estos ingredientes, y le pusimos el contraste con la cebolla caramelizada. Un lujo de plato y súper fácil de preparar: Receta de huevos revueltos.

Platos dulces para un brunch

Los platos dulces tampoco pueden faltar en un brunch, pues veréis que muchos de estas opciones se pueden convertir en un plato principal o ser el postre perfecto para esta velada. De nuevo, dependiendo de cómo hayáis calculado el menú del brunch, las cantidades tienen que ser más grandes o pequeñas para no acabar reventados.

Gofres belgas caseros

Si nunca os habéis atrevido a preparar unos gofres vais a descubrir que podéis hacerlos de forma súper sencilla, consiguiendo un sabor sensacional y una textura deliciosa. No tiene ningún misterio salvo tener una buena receta en casa y una gofrera.

La receta que te comparto a continuación es la de los gofres belgas pero también tienes la opción de preparar unos deliciosos gofres de avena y cacao (los de la foto) para los que buscáis una opción más saludable.

Los ingredientes son:

  • 125 gr. de harina todo uso
  • 4 gr. de levadura seca (panadería) o 12 gr. levadura fresca
  • 75 gr. de azúcar perlado o azúcar común
  • 100 ml de leche
  • 50 gr de mantequilla
  • 2 gr pizca de sal
  • 1 huevo

El paso a paso os lo dejo en la receta completa gofres belgas caseros, receta auténtica.

Tortitas americanas

Es muy difícil resistirse a unas buenas tortitas, la verdad. Esponjosas, con el punto justo de dulzor, acompañadas con los ingredientes que más te gusten (chocolate, frutas, dulce de leche, sirope de arce…). Tenemos diferentes recetas que te van a resultar muy útiles para conseguir las tortitas perfectas para ti o tus comensales:

French toast

Las tostadas francesas se pueden presentar de muchísimas maneras. Por ejemplo, las podéis rellenar de nutella o crema de cacao bañadas con frutas, tal y como os mostramos en la fotografía; las podéis servir tal cual, sin nada de añadidos y que cada uno escoja sus topings; o las podéis acompañar de salados para generar un contraste impresionante.

Ingredientes para unas tostadas francesas:

  • 1 huevo
  • 1 vaso de leche
  • Azúcar
  • Canela
  • Vainilla de vainilla
  • Mantequilla
  • 4 rebanadas de pan

El paso a paso os lo dejo en esta receta de «receta de tostadas francesas«, donde vais a poder ver en qué se diferencia de una torrija, cómo rellenarlas o servirlas, y algunos trucos útiles.

Bollería y Tartas caseras

Lo casero sabéis que es mi perdición, no tiene nada que ver con lo industrial. Si tenéis tiempo, qué mejor que coronar este brunch con alguna magdalena casera, unas palmeritas, unos croissants, una porción de la tarta que más os guste o de la que estéis más orgullosos, si os es más fácil pues un vasito de tarta… Si no os da tiempo a hacerlo en casa, hay pastelerías y obradores maravillosos que preparan ellos, cada día, su bollería y sus tartas, veréis qué diferencia a las compradas.

Por si os animáis, algunas recetas útiles:

¿Necesitáis dulce sin azúcar? Tenéis infinidad de ideas de bizcochos, postres, y tartas en el blog.

Otros consejos para organizar un brunch de éxito

Las ideas de platos que os hemos compartido antes suelen ser las más utilizadas pero tenéis muchos más platos que podéis incluir y que son sobresalientes:

Podéis hacer un brunch con temática italiana e incorporar productos clásicos de allí, como sus embutidos y quesos, al igual que una copa de vino DO. Esta idea es válida para cualquier otro tipo de estilo, incluso el nacional, que hay un producto estupendo.

No hemos añadido acompañantes como tal a los platos puesto que queríamos compartiros un menú muy grande pero las guarniciones también suelen ser típicas en los brunch como patatas gajo, patatas chips caseras al horno, chips de boniato, etc.

Si queréis opciones más saludables y aptas para todo tipo de dietas siempre podéis añadir un cuenco con hummus y crudités. ¿Que quieres algo diferente al hummus tradicional de garbanzos? Pues puedes hacer un hummus de aguacate, hummus de zanahoria o un hummus de tomate secos, ambos son impresionantes y muy diferentes.

Y para los que ya veis el brunch como algo supremo y contundente, no perdáis de vista la posibilidad de añadir mini hamburguesas caseras o hamburguesas más grandes. Si queréis un menú variado, optad por las pequeñas que dan más juego y podéis comer más cosas ricas.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar