Escrito por

Tarta serradura | Tarta de nata portuguesa

La tarta serradora, tarta de nata portuguesa, es un postre fácil y delicioso que os enseñamos a preparar en pocos pasos.

tarta-serradura

Hoy hemos preparado una mini tarta tarta serradura porque ¿sabéis lo que pasa cuando tienes pocos invitados y haces una mega tarta? Lo que sobra me lo acabo comiendo en pocos días y eso, queridos gourmets, trae sus consecuencias ¡exceso de azúcares!

En esta ocasión, os traemos una tarta facilísima de preparar y con un sabor muy suave, con el punto de dulzura justo. La hemos preparado con gelatina a falta de sobres de cuajada en casa, pero ya sabéis que soy de las que escogen ésta última opción tanto por textura más cremosa como por el sabor.

Si queréis hacer una tarta más grande, duplicad o triplicad los ingredientes ¡a disfrutarlo!

tarta-serradura-tarta-nata

Ingredientes:

  • 1 cucharada de mantequilla
  • 3/4 partes de un paquete de galletas maría
  • 250 ml de nata para montar
  • 150 ml de leche condensada
  • 150 ml de leche
  • 4 hojas de gelatina neutra

Preparación:

Pon la mantequilla a derretir en un bol durante unos segundos, en cuanto veas que está un poco derretida intenta derretir el resto con el calor residual.

Tritura las galletas, que queden bien molidas. Si tienes un robot de cocina, picadora o el que sea, te va a resultar una tarea sencillísima y que te llevará pocos minutos. Si lo tienes que hacer a mano, ¡paciencia y ánimo!

Mezcla las galletas (reserva algunas para la capa superior) con la mantequilla, remueve bien para que todas las galletas queden bien impregnadas. Después, lo echas sobre el molde en el que vayas a preparar la tarta y aplástalo bien para que quede uniforme. Mételo en la nevera y reserva.

base-galletas

En cazo pon los ingredientes líquidos: nata, leche condensada y leche. Ponlos en un cazo a calentar a fuego suave, ve removiendo para que se mezclen bien y, mientras tanto, pon unos minutos las hojas de gelatina en remojo. Cuando veas que están calientes los líquidos, escurre la gelatina y la echas con los líquidos, remueve para que se disuelva del todo.

Una vez que tengas listo el relleno, saca el molde de la nevera y vierte el contenido en el interior con cuidado de que no se levante la galleta. Yo suelo utilizar una cuchara que coloco en el fondo de la tarta, vierto el contenido sobre ella con cuidado y así no se levanta.

Después, lo dejas en la nevera para que se cuaje pero te recomiendo que la consumas de un día para otro para que los sabores se asienten.

tarta-nata

A la hora de presentarla, echa por encima las galletas que hayas reservado en el primer paso y listo, ya tenéis la tarta serradura

tarta-serradura-portuguesa

¡Espero que la disfrutéis mucho!

tarta-nata-portuguesa

Más recetas:

He escogido dos recetas muy diferentes, una para aquellos que queráis hacer un día de gastronomía portuguesa en casa y otro, para aquellos que busquéis otra receta dulce con ingredientes similares:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos