Tarta tres leches

SaborGourmet.com

La tarta tres leches es uno de los postres latinoamericanos que más han triunfado y, como su nombre indica, está bañado con tres leches diferentes que le dan ese sabor y textura tan impresionantes. Yo, desde luego, os puedo decir que es uno de esos postres que me encantan y que me parecen gloria divina. Su preparación es muy sencilla de hacer, tal y como os vamos a mostrar a continuación con este paso a paso.

Receta tarta tres leches

La tarta tres leches es uno de los postres más afamados de latinoamérica y tenemos la suerte de que también esta tarta ha cruzado el charco, pudiendo disfrutarla en los restaurantes como en casa. Es una torta muy popular en Venezuela, Perú, Nicaragua, Colombia, entre otros países del sur.

Lo primero que tengo que deciros es que no hay una única receta de la tarta tres leches. Algunas de las diferencias que vais a encontrar son:

  • Los ingredientes que he podido ver que varían a la hora de hacer el bizcocho es que se le incluye algún tipo de grasa, como puede ser aceite, que se utiliza leche entera en su elaboración o que, se le incluye o no, un poco de levadura química. Si nos fijamos en el baño de tres leches hay un ingrediente que suele estar siempre presente, que es la leche condensada, los otros dos pueden variar pues hay recetas que incluyen leche evaporada + nata, leche evaporada + leche entera, nata + leche… Hay varias combinaciones.
  • A la hora de echar la mezcla de las tres leches también hay diferencias. Algunos lo echan nada más salir el bizcocho, lo que procura que se empape rápido, mientras que en otras recetas veréis que indican que hay que esperar hasta que esté frío por completo para poder bañarlo.
  • La decoración final también puede variar mucho. Por ejemplo, actualmente también se lleva la opción de cortar en capas el bizcocho y rellenarlo por el medio. En la capa superior se puede incluir un poco de merengue con canela o nata montada con canela; otro toquecito que queda fenomenal es el incluir encima del merengue o la nata montada un poco de fruta fresca. Otra opción, en lugar de espolvorear la canela por encima se puede coger el soplete y tostar ligeramente el merengue. En un restaurante venezolano nos servían la tres leches con el merengue en la parte superior y una puntita de dulce de leche como decoración en el plato, no sobre la tarta, divino.

La receta de la tarta tres leches que hemos hecho nosotros no tiene ni grasa añadida ni leche en los ingredientes. Lo primero, porque aseguran que entonces no empaparía bien el baño de la leche, la segunda porque entonces serían cuatro leches. Así que hemos optado por preparar el bizcocho que más tradicional hemos visto, que es parecido al ángel cake. En cuanto a la mezcla de tres leches, lo más convencional es la leche condensada junto con la leche evaporada y se puede añadir o leche entera o nata.

ANUNCIO

¿Cuándo prepararla? Esto es fundamental y en lo que no hay discusión alguna. La tarta tres leches hay que prepararla el día anterior, se hace el bizcocho y se baña, dejándola en la nevera un mínimo de 12 horas para que absorba todos los sabores y queden bien equilibrados. Si necesitas hacerlo con más antelación, puedes hacer el bizcocho el día 1, lo bañas el día 2 y lo consumes el día 3. Eso sí, siempre bien tapado en la nevera con papel film.

Realmente la preparación de esta tarta tres leches no lleva mucho tiempo, más tiempo me ha llevado la investigación de este dulce que su elaboración misma. Y, no me cabe duda de que durará menos la tarta de lo que nos ha llevado elaborarla.

ANUNCIO

Tarta tres leches – Ingredientes

Para el bizcocho:

  • 5 huevos
  • 150 gr. de harina
  • 180 gr. de azúcar
  • 1/3 cucharadita de levadura (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o una vaina de vainilla

Para el baño de tres leches

  • 400 gr. de leche condensada
  • 400 gr. de leche evaporada
  • 400 gr. de nata líquida o de leche entera

Para el merengue:

  • 4 claras de huevo
  • 200 gr. de azúcar

Cómo hacer tarta tres leches paso a paso

Enciende el horno a 180º.

Separa las yemas de las claras. Pon las claras en un recipiente alto y, con ayuda de unas varillas (más fácil si son eléctricas y a alta velocidad) comienzas a montarlas. Una vez que las veas con cuerpo y bien espumosas, sin dejar de batir, comienzas a añadir el azúcar poco a poco hasta que esté completamente incorporado.

Añade ahora el extracto de vainilla o el interior de una vaina de vainilla, una pizca de sal y las yemas de huevo. Continúa batiendo con las varillas a velocidad baja hasta que estén incorporadas.

ANUNCIO

Deja las varillas a un lado y ahora trabaja con una espátula.

Añade la harina, y si has optado por añadir levadura también, tamizada sobre la mezcla anterior. Incorpora con movimientos suaves y envolventes, que permitan que se mezcle bien pero sin que baje mucho el volumen.

Engrasa un molde (utiliza uno que no se desmolde) y vuelcas todo el contenido sobre el mismo. Lo metes al horno durante unos 30 minutos a 175º – 180º. Ve observando cuando quedan unos 7 minutos, que ya sabéis que puede variar los tiempos en función del horno. Antes de retirar pincha y comprueba que está seco. La receta más tradicional es dejarlo enfriar por completo.

En otro recipiente alto mezclas las tres leches, con ayuda de unas varillas manuales puedes conseguir que queden bien mezcladas. Puedes darles un toque de calor durante dos minutos.

ANUNCIO

Cuando el bizcocho esté frío haces agujeros por toda la superficie con ayuda de un palillo. Vuelcas poco a poco la mezcla de la leche, vas a ir viendo cómo la absorbe. Lo tapas con papel film y lo metes en la nevera durante 12 horas.

Pasado este tiempo, prepararemos el merengue:

  • Ponemos en un bol el azúcar con las claras de huevo. Mezcla con unas varillas.
  • Ponemos una cacerola al fuego con agua para hacer baño maría. Cuando esté caliente a fuego bajo, colocamos el bol encima y batimos de forma constante durante 2 a 3 minutos.
  • Retiramos el bol y subes la velocidad a media alta para que se formen los picos del merengue. Esto te puede llevar hasta unos 8 minutos, todo depende del nivel de potencia que tenga tu máquina.

Echa el merengue por encima de la tarta. El modo de hacerlo va en gustos, pues puedes aplanarlo y que quede liso, utilizar una boquilla para dejarle forma de picos, etc. Finalmente, puedes espolvorear un poco de canela por encima o puedes tostarlo con el soplete.

Lo más tradicional es servirlo en cuadrados o rectángulos.

ANUNCIO

Otras recetas que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar