Torrijas de leche para Semana Santa 2022

Las torrijas de leche son uno de los postres principales de la Semana Santa. Su jugosidad y la ternura de este postre, su suave sabor, el toque de azúcar y canela… Lo hace maravillosamente delicioso. Os contamos con todo detalle cómo podéis hacer unas deliciosas torrijas en casa de forma sencilla y celebrar la Semana Santa 2022 de un modo tradicional y espectacular.

Torrijas de leche para Semana Santa

En la gastronomía española encontramos platos muy típicos y tradicionales de cada uno de los momentos más representativos del año. Con respecto a los platos típicos de Semana Santa encontramos una gran variedad de sabores y platos: torrijas, pestiños dulces cordobeses, potaje de vigilia, mona de Pascua, bacalao en todas sus formas, etc., que os hemos ido mostrando en nuestro recetario.

Si nos centramos únicamente en las torrijas, me atrevería a decir que es el postre por excelencia de esta festividad. Ya sabéis que podéis comprarlas en las pastelerías pero, nosotros vamos a animaros a que las preparéis en casa, primero con esta receta básica y después con algunos trucos que os vamos a dar para que les deis un toque muy personal.

Eso sí, también podríamos clasificar esta receta como una «receta de aprovechamiento» ya que no hace falta que compréis el pan especial para torrijas, toda la vida se han preparado con el pan duro y el resultado es sensacional, incluso mejor.

ANUNCIO

¡Ojo! Es un postre con el que uno repite sin poder evitarlo, así que es bueno que encontréis vuestro propio límite torrijero. Me temo, que si no acabaréis comiéndolas en desayunos, postres y meriendas.

Ingredientes para hacer torrijas de leche

  • 450 gr. de pan de torrijas (aproximadamente)
  • 1 litro de leche
  • 80 gr. de azúcar
  • Piel de un limón
  • 1 rama de canela
  • 2 – 3 Huevos para rebozar
  • Azúcar + canela en polvo
  • Aceite de girasol

Cómo hacer torrijas de leche paso a paso

En nuestro caso, hemos utilizado la barra de pan de torrijas que hemos preparado en un artículo anterior. Independientemente del pan que uses, si quieres que las torrijas sean más grandes córtalas en diagonal, así conseguirás mayor superficie.

ANUNCIO

El primer paso va a ser infusionar la leche. Para ello, pon la leche con el azúcar, una rama de canela y la piel de un limón (sin nada de lo blanco) al fuego. Al primer hervor suave lo apagas y tapas. Espera 15 minutos.

Después pasa la leche por un colador y la viertes en el recipiente donde vayas a poner las torrijas en remojo. Deja que se enfríe un poco para que las rebanadas no se reblandezcan demasiado. Cuando ya esté a la temperatura adecuada, coloca el pan. En mi caso, he puesto la cantidad justa de leche para 4 rebanadas y, en unos 10 minutos, han absorbido toda la leche.

En ese momento, bate un par de huevos. Con ayuda de una espátula y un tenedor he ido cogiendo cada torrija (cuidadito que están muy blanditas), las he bañado en huevo por las dos partes.

En una sartén con aceite de girasol bien caliente las he frito por ambos lados, un minuto por cada uno.

Las pasas a un plato con papel de cocina para que absorba la grasa restante, lo dejas un par de minutos.

ANUNCIO

Y, después, las pasas a un plato con mezcla de azúcar y canela. Que ambas caras se empapen.

Si puedes, cómelas recién hechas, ya verás qué torrijas de leche más impresionantes, tan cremosas y en su punto de dulzor.

Cómo hacer torrijas de leche rápidas

Las torrijas de leche rápidas, por diferenciarlas de las anteriores, van a quedar también riquísimas pero nos vamos a saltar algunos pasos como la infusión de la leche y dejar las rebanadas en el líquido. Son dos maneras diferentes de hacer torrijas, las dos riquísimas, por lo que os animo a que preparéis ambas y veáis las diferencias, para saber cuál os gusta más.

Torrijas de leche rápidas – Ingredientes

  • 6 rebanadas de pan duro (con que sea del día anterior es suficiente)
  • 1/2 litro de leche
  • 2 huevos
  • Azúcar
  • Aceite de Oliva
  • Canela en polvo

Torrijas de leche rápidas Paso a paso

Lo primero que vamos a hacer es cortar el pan en rodajas, tantas como torrijas queramos.

Necesitaremos dos platos, en uno pon los huevos y bátelos; el otro resérvalo, será donde pongamos la leche con un poco de azúcar (que hay que disolver en la leche). Con una cucharadita de azúcar es suficiente.

torrijas leche

ANUNCIO

Mientras tanto, pon una sartén con aceite a calentar a fuego medio. Tienes que vigilar la sartén mientras preparas el pan para freírlo, piensa que el aceite se calienta enseguida aunque lo tengamos a fuego bajo o medio.

Mete las rebanadas en el plato de leche y azúcar y dales la vuelta para que empape por los dos lados.

Con mucho cuidado de que no se rompan, se van sacando las rebanadas de pan del plato de leche, escurriéndolas en lo posible, y se pasan por el huevo batido. Tendrás que darle la vuelta para que se empape de huevo por ambos lados.

torrija pasada por huevo

Directamente, y procurando que el aceite no salpique, ir friendo las rebanadas en la sartén hasta que estén doraditas. No moverlas si no es indispensable para que no se deshagan.

torrija huevo

Cuando ya estén listas, ir colocándolas en un plato llano para luego servirlas. No olvidar espolvorear con azúcar y/o con un poco de canela.

Consejos para hacer torrijas

torrijas

ANUNCIO

Uno de los mejores trucos a tener en cuenta cuando se trata de cocinar algún tipo de fritura es utilizar papel de cocina para conseguir que absorban el sobrante de aceite, no sepan grasos y se queden perfectamente en su punto.

Nosotros os hemos propuesto preparar unas torrijas de leche espolvoreando azúcar por encima pero tened en cuenta que tenéis disponible multitud de edulcorantes. Podéis utilizar la miel u otro tipo de azúcares como el azúcar de abedul, la stevia, panela, entre otros.

En cuanto al pan podéis encontrar distintos tipos de opciones. Podéis utilizar un pan duro que tengáis en casa, preparar el pan de torrijas para la ocasión o preparar un pan brioche casero, veréis que con todas estas opciones queda delicioso. ¿Que no tenéis tiempo? Id a vuestra panadería de confianza, esa que hacen ellos mismos el pan, y seguro que tienen alguna de estas riquísimas opciones.

En cuanto hayáis pillado el truco a la receta, que como veréis se hace rápidamente, no dudéis en dar los pasos siguientes para ir haciendo vuestras torrijas un poco diferentes. Podéis rellenar las torrijas con crema pastelera o con chocolate, podéis flambearlas con un poco de licor o brandy, acompañarlas con frutas, ralladuras de naranja o limón, entre otros.

Torrijas al vino con miel para Semana Santa 2022

Como os hemos comentado anteriormente, existe una deliciosa variedad de torrijas para Semana Santa además de las típicas torrijas de leche. En esta ocasión, os mostramos cómo preparar unas riquísimas torrijas al vino con miel, una combinación de sabores que os va a dejar completamente sorprendidos por lo bien que queda el toque dulce con la uva.

Además, las torrijas al vino con miel siguen manteniendo esa textura jugosa y tierna de las torrijas de leche. Son pequeños bocados deliciosos que, aunque pueden parecer ligeros, son saciantes, por lo que no os paséis comiendo demasiadas torrijas.

Como ya sabréis, en estas torrijas al vino con miel en lugar de mojar el pan en leche, se hace en vino, aunque tenemos que seguir una serie de pasos para que el sabor sea agradable y no nos pasemos quizás en la cantidad de vino.

ANUNCIO

Ingredientes para hacer torrijas al vino con mielen Semana Santa

  • Barra de pan para torrijas
  • 3 o 4 huevos
  • 300 gramos de azúcar
  • Una pizca de azúcar y una de sal para los huevos
  • Dos cucharadas de aceite de oliva para los huevos
  • Un litro de vino tinto
  • 400 ml de agua
  • Piel de naranja
  • Rama de canela
  • Chorrito de zumo de limón
  • Canela en polvo
  • 200 g de azúcar para la miel de vino
  • 250 ml de vino tinto para la miel de vino

Cómo hacer torrijas al vino con miel

Comenzamos cortando el pan en rebanadas que tengan un grosor máximo de tres centímetros. Se colocan las rebanadas en una bandeja se tapan con un paño limpio y las dejamos reposando uno o dos días.

Se coloca el vino en una cazuela junto al agua, el azúcar, la corteza de la naranja y la canela en rama. Encendemos el fuego llevando a ebullición y dejando que hierva durante tres minutos.

Pasado ese tiempo se tapa la cazuela dejando que repose al menos 8 horas, retirando la cazuela y la piel de naranja. Del resto se hace un almíbar ligero.

Cogemos la piel del limón y la rama de canela, y la ponemos en el aceite abundante en el que vayamos a freír las torrijas. Una  vez que el aceite esté caliente, y antes de echar el pan, retiramos la rama y la piel.

Se baten además los huevos condimentando con la sal y el azúcar. 

Cogemos la primera rebanada, se humedece en el almíbar del vino, se pasa luego por el huevo batido (un par de veces) y se echa dentro de la sartén o freidora o wok en el que esté el aceite caliente.

Se suelen freír una tanda de cuatro o cinco torrijas en función de como sea de grande la sartén o recipiente que usemos para freír.

ANUNCIO

Cuando veamos que las torrijas estén doradas por ambas partes, se sacan de la sartén dejando que reposen en un plato o bandeja que tenga un papel de cocina para que absorba todo el aceite.

Se mezclan el azúcar y la canela, y se espolvorean las torrijas cuando todavía estén calientes.

Hacer el almíbar de las torrijas

Para hacer la miel de vino se cuela el almíbar que haya sobrado, se espolvorea con azúcar y canela. Se añade además el vino y el azúcar, y se reduce hasta obtener una miel de vino espesa.

Se sirven las torrijas, acompañadas de la miel de vino en un cuenco para que cada uno se sirva la que desee.

Otro postre típico de Semana Santa

Como ya os hemos adelantado anteriormente, otra recetas de Semana Santa que os puede resultar muy atractiva es las que os mostramos a continuación, con la tradicional mona de pascua.

4.83 / 5
4.83 - 8 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar