Cómo hacer Pan de Torrijas en casa

SaborGourmet.com

El pan de torrijas no es otra cosa que pan para preparar torrijas. Es algo de la vida moderna, lo sé, que antes siempre utilizábamos el pan duro y listo, pero en estos últimos años muchas personas han empezado a comprar los panes preparados que venden en los supermercados, así que nos hemos lanzado a preparar un pan de torrijas casero, bien rico, aromático y que quedan unas torrijas impresionantes.

Receta de pan de torrijas

Si comparáis el pan de torrijas con el pan básico de toda la vida, no tienen nada que ver. Es más, podríamos decir que sin lugar a dudas tiene mucho más parecido con un pan tipo brioche, pues está elaborado con mantequilla, leche y azúcares, aunque le falta un poquito más de grasa.

Dicho esto, vais a ver que preparar un pan de torrijas casero no tiene ningún misterio, es muy fácil de hacer y el resultado es estupendo. Además, con los ingredientes que os compartimos podéis hacer dos estupendas barras de más de 400 gr., ideal para cuando tienes invitados en casa o cuando eres de las mías, que me gusta siempre hacer de más, lo meto en el congelador y cuando lo necesito (o tengo un antojillo) solo hay que dejar descongelar y como recién hecho.

Con este pan de torrijas podéis hacer las versiones que más os gusten, ya habéis visto que en el blog tenemos las tradicionales torrijas de leche y las torrijas al vino,  pero podéis animaros a hacer torrijas rellenas de crema pastelera, torrijas caramelizadas, torrijas con anís, torrijas flambeadas… Hay para todos los gustos y creatividades.

Pan de torrijas – Ingredientes

  • 250 harina de fuerza
  • 250 harina panificable
  • 15 gr. miel suave (tipo romero)
  • 15 gr. levadura fresca
  • 8 gr. de sal
  • 20 gr. azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 60 gr de mantequilla
  • 250 gr. de leche entera (en mi caso, esta harina absorbe mucho, han sido 318 gr de leche)

Cómo hacer pan de torrijas

Esta receta la he preparado con la amasadora, que es mucho más rápido:

  1. He desecho la levadura fresca en un culín de leche y después la he añadido al bol.
  2. A ese mismo bol he incorporado el resto de ingredientes que aparecen en el listado menos la mantequilla.
  3. No os voy a decir números de velocidad porque cada amasadora tiene una potencia. Pero, primero lo he puesto lento para que se mezclen todos los ingredientes y, una vez que está todo mezclado, lo he puesto a velocidad alta durante unos 5 minutos.
  4. Sin parar la amasadora, he empezado a incorporar la mantequilla muy blandita, en trocitos, de uno en uno. En cuanto integra uno, se añade el siguiente.
  5. En mi caso, una vez que se ha integrado, ya tenía una masa estupenda .Serían en total de entre 8 a 10 minutos amasando desde el principio.
  6. De ahí la he pasado a un recipiente previamente engrasado, la he dado unos cuantos pliegues, he tapado el bol con un film de plástico y a descansar hasta que duplique.

Si la hacéis a mano:

  1. Pones todos los ingredientes en un recipiente y los mezclas, hasta que quede homogéneo.
  2. Trabaja la masa con el amasado francés (si no lo recuerdas de otros artículos, si pinchas sobre «amasado francés» te lleva a un vídeo donde puedes ver un vídeo cortísimo de en qué consiste).
  3. Amasa durante un par de minutos. Tapa la masa con el bol y reposa durante 10 minutos.
  4. Repite el amasado hasta que tengas una masa elástica.
  5. La metes en un recipiente previamente engrasado, la tapas y dejas que duplique.

En mi caso, ha tardado unas unas 2,50horas en la zona más cálida de la casa. Si queréis aumentar el sabor y las texturas del pan, dejadlo de un día para otro en la nevera (si llegado el momento, ves que no ha aumentado lo suficiente, lo dejas a temperatura ambiente un par de horas).

Cuando ya haya duplicado divides la masa en dos. Para ello, echa un poco de harina sobre la superficie de trabajo, vuelcas la masa y con un cuchillo afilado o una rasqueta, la separas.

Extiende suavemente la masa. Presiona también suave con la yema de los dedos para desgasificarla. Comienza a enrollar con un recorrido pequeñito, haciendo tensión en la masa pero moviéndola suavemente.

Cuando tengas el rollito, cierra los laterales presionando los pliegues entre sí, con pellizcos suaves. Bolea la «barra» hacia delante y hacia atrás, verás que los pliegues horizontales también se van atenuando.

Forra la bandeja del horno que vayas a utilizar con papel vegetal y, con mucho cuidado, colocas la barra de pan de torrija en la misma. Recuerda que tienes que dejar hueco para la siguiente barra. Haz exactamente los mismos pasos con la otra masa. Ahora tiene que duplicar de nuevo. En mi caso, han sido unas dos horas.

Pon el horno a calentarse a 180º con modalidad arriba y abajo.

En cuanto los panes hayan duplicado los pintas con un poco de leche, suavemente. Puedes aprovechar para hacer unos cortes en el pan con la cuchilla o un cuchillo muy afilado, en mi caso, los he dejado tal cual.

Metes el pan en el horno durante unos 25 minutos.

Una vez lo tengas, dejas enfriar sobre una rejilla hasta que esté completamente frío.

Para que tenga el resultado más similar a las torrijas, dejad que el pan se endurezca un poco, así que dejad la preparación de las torrijas para el día siguiente. Si lo quieres congelar, nada como cortarlo en rodajas en diagonal (para que la torrija sea más grande), lo metes en una bolsa zip y para dentro.

Otra recetas típicas de Semana Santa que pueden gustarte son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar