Vasitos de Trifle de oreo y dulce de leche

El trifle de oreo y dulce de leche es un postre hecho para los amantes del dulce, pero sin que llegue a resultar empalagoso. No hay postre más sencillo de hacer que éste y la facilidad con la que se prepara no le resta de ser impresionante. Os mostramos cómo prepararlo paso a paso. Trifle […]
SaborGourmet.com

El trifle de oreo y dulce de leche es un postre hecho para los amantes del dulce, pero sin que llegue a resultar empalagoso. No hay postre más sencillo de hacer que éste y la facilidad con la que se prepara no le resta de ser impresionante. Os mostramos cómo prepararlo paso a paso.

Trifle de oreo y dulce de leche

Le hemos llamado trifle de oreo y dulce de leche a unos deliciosos vasitos con distintas capas que combinan galletas oreo, con dulce de leche, chocolate fundido y una crema mascarpone que lo acompaña todo.

Hemos optado por un chocolate de alto nivel de cacao para que contraste con el dulce de leche, al igual que no hemos triturado mucho las galletas oreo para que contrasten con la cremosidad del mascarpone, consiguiendo un trifle de oreo y dulce de leche de ensueño.

La complejidad de este trifle de oreo y dulce de leche es nula, además de un postre riquísimo es sencillísimo. Eso sí, es importante tener en cuenta que con un vasito pequeño por persona llega, porque no se trata de un postre ligero ni muchísimo menos.

Trifle de oreo y dulce de leche – Ingredientes

  • 500 gr. de mascarpone
  • 2-3 cucharadas de azúcar glasé
  • 100 ml de nata líquida para montar
  • 50 ml. de leche entera
  • 200 gr. de dulce de leche
  • 170 gr. de chocolate 82% cacao
  • 50 ml de nata entera
  • 100 gr. de galletas de oreo

Cómo hacer trifle de oreo y dulce de leche

Pon el chocolate troceado en un recipiente apto para el microondas o para el baño maría. Coloca junto con el chocolate la nata líquida y lo pones a fundir. Si lo haces en el microondas tiene que ir en tiempos cortos para que no se queme, de esta forma, si la nata está caliente podréis fundirlo fácilmente con el calor residual y removiendo con una cuchara. Si lo haces al baño maría sigue estos pasos “cómo fundir chocolate al baño maría“. Después lo dejas atemperar mientras hacemos el resto de capas.

Prepara la capa de crema. En un recipiente alto pones el queso mascarpone con la nata y el chorro de leche entera, ve removiendo hasta que se convierta en una crema espera pero con la que se pueda trabajar.

Rellenamos el vaso:

Abre las galletas oreo y retira la capa de crema. Tritura las galletas en la base del vaso, de forma que no queden completamente en polvo, sino troceado.

Puedes rellenar una manga pastelera con la crema que hayas obtenido o añadirla con un par de cucharillas, para que quede cubierta la segunda capa.

Añade unas cucharaditas de dulce de leche para que quede cubierta la capa de crema.

Echa unas galletas de oreo troceadas por encima.

Cubre de nuevo con crema de mascarpone

Añade el chocolate derretido como última capa.

Finalmente, una vez que tengas los vasitos preparados, será el momento de meterlos en la nevera y dejarlos un mínimo de 4 horas.

Después de eso, sólo queda disfrutar de esta deliciosa bomba calórica.

Otras recetas en vasito que pueden gustarte son:

También te puede interesar