SaborGourmet.com

Albóndigas de pollo en salsa pepitoria

Las albóndigas de pollo en salsa pepitoria son un plato delicioso, sabroso y es sencillo de hacer. Se trata de una salsa tradicional de la gastronomía española que verás que le va a dar un fondo delicioso. Te cuento cómo hacerlas en casa fácilmente.

Receta de albóndigas de pollo en pepitoria

La salsa pepitoria admite muchas variaciones, como la gran mayoría de las recetas de nuestra gastronomía, que en cada casa cada uno le da su toque. Os vamos a compartir una forma de hacer esta salsa que hemos aprendido en un curso de cocina y que os va a encantar. Dicho esto, ¿Qué se puede cambiar de la salsa? el espesante, por ejemplo, puedes hacerlo a tu gusto, puedes cambiar el pan por maizena: también puedes añadir alguna pieza de ave a la salsa, etc. Cada opción le dará un toque diferente, tanto en sabor como en aroma.

En cuanto a las albóndigas de pollo, también tienes varias recetas en el blog que puedes seguir donde las hemos preparado igual de jugosas pero con otros ingredientes. Eso sí, ten en cuenta que la carne utilizada también va a ayudar a que puedan quedar más tiernas o más secas. Puedes pedirle al carnicero que te haga la carne picada o también puedes hacerla tú en casa con los contramuslos, es fácil deshuesarlo aunque lleva unos minutos. ¿Ventaja? Te ahorras los ingredientes extra que tienen muchas carnes picadas y es más fresca.

Información de la receta

  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • Tiempo total: 1 hora y 40 minutos
  • Raciones: 3 -4
  • Categoría: principal
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración (kcal): 217

Ingredientes

Salsa:

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 8 hebras de azafrán
  • 300 ml de caldo de pollo o de verduras
  • 100 ml de vino de guisar
  • 2 rebanadas de pan seco
  • 60 gr. de almendra molida
  • 1/4 de pimentón dulce
  • Sal
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva

Albóndigas:

  • 400 gr. de pollo (si usas contramuslo es más jugoso)
  • 1/2 diente de ajo
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 250 ml de nata líquida
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Harina
  • Pimienta molida
  • Preparación

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

Preparación

  • Salsa

Lo primero que tienes que hacer es poner una sartén al fuego con un poquito de mantequilla y aceite de oliva. En el momento en el que ambas queden unidas y líquidas añades las dos rebanadas de pan duro y las tuestas. Cuando estén doradas por ambas partes, las retiras  reservas.

A esa misma sartén, ahora añadimos la cebolla picada y el diente de ajo. Ponlo a fuego medio o medio bajo para que se puedan pochar suavemente, hasta que alcance el color que ves en la fotografía. Va a llevar varios minutos, así que no tengas prisa y agradecerás el resultado.

En un mortero colocas la almendra molida, las hebras de azafrán, el pan tostado y el pimentón dulce. Májalo todo junto.

Cuando la cebolla esté bien pochadita es el momento de añadirle el majado. Remueve un minuto. Y, a continuación, añades el caldo y el vino. Remueve y deja que se cocine durante 20 minutos a fuego bajo. Ve removiendo de vez en cuando.

Cuando esté lista, rectifica de sal y pimienta. Tritura con una batidora para que te quede muy fina.

  • Albóndigas

En un recipiente pones la carne picada y añades el diente de ajo prensado, o cortado muy chiquitito, la sal, la pimienta y el perejil fresco cortado pequeñito.

En un recipiente echas la nata y pones una rebanada de pan de molde sin corteza. Deja que se empape bien por cada uno de los lados, escurre un poco y lo añades a la carne. Repite el mismo proceso con la otra rebanada.

Ahora, llega el momento de mezclarlo todo con las manos para que todos los ingredientes queden bien integrados y homogéneos.

Cuando lo tengas listo, ponte un platito con un poco de harina cerca y, con ayuda de una cuchara para tener la medida de las albóndigas y que todas te queden más o menos igual, comienzas a preparar las albóndigas. Coges una porción de carne, le das un poco de forma con las manos, la pasas por harina (que quede una película súper fina) y le das forma de bola.

Pon una sartén o cacerola con abundante aceite al fuego. Cuando esté caliente, añades las albóndigas y las cocinas, que queden bien doraditas por todos los lados.

  • Presentación

Si llegados a este punto la salsa ya se te ha enfriado, dale un buen calentón y metes las albóndigas para que todas alcancen la misma temperatura.

¡A servir!

Otras recetas de pollo que te pueden gustar son:

4.00 / 5
4.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar