Escrito por

Albóndigas de quinoa en salsa de tomate

Unas albóndigas de quinoa sencillisimas de preparar, con una salsa de tomate casera que las acompaña de maravilla y unas albóndigas sabrosas, además de jugosas. Os mostramos cómo hacer este plato vegetariano en casa paso a paso.

Albóndigas de quinoa

Si ya fue todo un acierto preparar las hamburguesas de quinoa, ni qué decir lo buenas que están estas albóndigas de quinoa en salsa de tomate.

El mundo de la cocina vegetariana es más grande de lo que nos imaginamos y, en multitud de ocasiones, veréis que hay platos verdaderamente sencillos, vistosos y riquísimos, como estas albóndigas de quinoa.

La quinoa es un alimento muy rico y nutritivo que sería muy recomendable incluir en una dieta alimenticia. Contiene un alto nivel de proteínas, por lo que también es genial para aquellas personas que consumen mucha carne y quieren reducirlo.

A su vez, veréis que al prepararlo en forma de albóndigas y con una estupenda salsa de tomate casera, los niños también van a disfrutar de ellas desde el primer instante.

De verdad, es un plato muy sencillo de hacer y que no tiene ingredientes difíciles de encontrar. Además, podéis darle vuestro toque personalizado combinándolo con otro tipo de salsas o matizando las albóndigas con otros ingredientes.

Albóndigas de quinoa: Ingredientes

Albóndigas de quinoa

  • 120 gr. quinoa
  • 240 ml de agua
  • 20 gr Pimiento rojo y pimiento verde
  • 30 gr. puerro
  • 20 gr. pan rallado
  • 1 huevo
  • Harina
  • Sal

Salsa de tomate

  • 1 bote de Tomate entero pelado
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • Orégano, tomillo salsero, pimienta recién molida
  • Sal

Cómo preparar Albóndigas de quinoa

Lo primero que tenéis que hacer es preparar la quinoa, para ello, sólo tenéis que seguir estos pasos:

  • Pon la quinoa en un escurridor y pásala por abundante agua, hay que lavarla bien. Escurre.
  • Vuelca la quinoa en una cacerola y añade el doble de agua que de quinoa.
  • Ponlo a hervir y, una vez que hierva, pones el fuego a nivel medio o bajo y lo tapas. No remuevas, sólo deja que absorba todo el agua. El tiempo puede llegar a los 15 minutos.
  • Retira y deja que se enfríe

Limpia el puerro y córtalo en trocitos muy pequeños. Pones una sartén al fuego con un poquito de aceite de oliva y, cuando esté caliente, lo añades para que se vaya sofriendo a fuego bajo.

Mientras tanto, lava los pimientos, los cortas bien pequeñitos y lo añades también a la sartén con un poquito de sal. Una vez que esté listo, lo retiras y reservas para que se enfríe.

En el tiempo en el que dejamos que todos los ingredientes se atemperen, preparamos la salsa de tomate casera tal y como os hemos mostrado otras veces. El resumen:

  • Pon aceite de oliva en una cacerola
  • Añade la cebolla picada cuando esté caliente y deja que se poche.
  • Incorpora un par de ajos troceados grandes.
  • Echa el tomate entero pelado o triturado, remueve y tapa. Deja que vaya reduciendo.
  • Añade sal y las especias que gustes. Tritúralo todo con la batidora para que quede una textura homogénea.
  • Prueba y rectifica de sal o especias si es nccesario.

En un bol pones el huevo junto con la cebolla y el pimiento. Remueve. Añade la quinoa junto con el pan rallado y remueve bien para que quede una masa lo más homogénea posible.

En un plato a parte echa un poco de harina. Ayúdate de una cuchara para ir cogiendo porciones e ir haciendo las albóndigas, el tamaño dependerá de tus gustos. Pasa las albóndigas únicamente por harina y reserva.

loadInifniteAdd(44636);

En una sartén pon aceite de oliva y, cuando esté caliente, añades las albóndigas. El objetivo es que se doren, puesto que no hay que preocuparse de que el interior se haga ya que están todos los ingredientes cocinados.

Una vez lo tengas, mezclas las albóndigas de quinoa con la salsa de tomate casera para aunar sabores y a servir. Nosotros lo hemos acompañado de unas patatas fritas.

Otras recetas que pueden resultarte interesantes son: