Brioche de mascarpone

SaborGourmet.com

El brioche de mascarpone es un pan dulce o un bollo de textura muy jugosa, se diría que sedosa, y que puedes utilizar tanto para tus desayunos dulces como para hacer planes salados. Por ejemplo, queda de vicio hacerlo en rebanadas y preparar un sándwich de queso. Os contamos cómo preparar este rico brioche en casa, paso a paso.

Receta de Brioche de mascarpone

El brioche tradicional está elaborado con mantequilla y, aunque no siempre, puede tener nata. En esta ocasión, en lugar de mantequilla y nata cuenta entre sus ingredientes con el queso italiano mascarpone, de sabor muy suave, similar a la nata y que también es graso. Por ello, veréis que queda un brioche muy rico, esponjoso y de sabor suave.

Esta receta de brioche de mascarpone la podéis preparar tanto a mano como con amasadora, la diferencia es que a mano os llevará más tiempo y con amasadora os resultará más sencillo, más rápido.

Dependiendo de la harina de fuerza que utilicéis puede absorber mayor o menor cantidad de leche. Si habéis preparado otro tipo de masas con la misma harina ya sabréis si es una harina que necesita más líquido que lo indicado en las recetas para obtener una masa elástica. En los ingredientes del brioche de mascarpone os señalo las cantidades para una harina de fuerza común.

Generalmente, para este tipo de brioche se suele utilizar azúcar blanquilla. Os recomiendo utilizar azúcar moreno, pero de buena calidad no el que parece teñido, le da un sabor caramelizado muy rico. Otra opción es cambiar el azúcar o una porción del azúcar por una miel suave.

Brioche de mascarpone – Ingredientes

  • 250 gr. de queso mascarpone
  • 525 gr. de harina de fuerza
  • 45 gr. de azúcar blanca
  • 45 gr. de azúcar morena
  • 1 huevo
  • 6 gr. de sal
  • 125 gr de leche
  • 20 gr. de levadura fresca (o 1 sobre de levadura seca)
  • Leche para pintar

Brioche de mascarpone paso a paso

Pon la leche en un cazo hasta que esté templada. En ese momento, disuelve la levadura fresca en su interior.

En un recipiente mezcla el queso mascarpone con los dos tipos de azúcar y el huevo, hasta que esté completamente homogéneo.

A continuación añades la harina, la sal, la leche con la levadura ya disuelta. Si lo haces a mano, te toca mezclarlo todo hasta que esté completamente homogéneo y amasar. Puedes hacerlo con el método francés.

Si lo haces con la amasadora, pones el gancho y lo amasas hasta que obtengas una masa fina y elástica. El tiempo de amasado será de unos 15 minutos.

Bolea la masa, le das forma de bola y la metes en un molde engrasado. Lo tapas con un papel de plástico y dejas que duplique. Para ello, lo mejor es que no lo pongas en zonas con corrientes de aire y que esté en una zona cálida.

Una vez que esté lista la masa, la divides en ocho porciones que tendrán un peso de unos 100 – 113 gramos cada uno. Desgasifica cada una de ellas con la yema de los dedos, suavemente pero de forma efectiva.

Después le dais a 6 de ellas forma de bola, y las otras dos las dividís a la mitad y las boleáis también, tal y como te muestro en este vídeo:

Engrasa el recipiente donde quieras hornear las bolas, colocas 6 alrededor y cuatro en el centro. Lo tapas con papel de plástico y lo dejas fermentar.

Cuando ya se toquen entre ellas, enciendes el horno a 175º. Pinta cada una de las bolas con leche y un pincel. Hacedlo poco a poco y suavemente, de forma superficial.

Lo metes en el horno durante 35 minutos.

Después hay que dejarlo enfriar por completo antes de lanzarte a disfrutar de la jugosidad de este bollo.

Otras recetas que os pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar