Leche frita | Receta de carnaval

SaborGourmet.com

La leche frita es uno de mis postres favoritos, facilísimo de hacer y delicioso. Y una receta que es perfecta para el Carnaval y para la Semana Santa. A continuación vemos ahora, leche frita tradicional, con nata, con chocolate o con leche condensada.

Receta de leche frita

La leche frita es uno de los postres más tradicionales de nuestra gastronomía, algunos lo atribuyen a las fechas de carnaval mientras que otros hablan de Semana Santa. Se trata de dulce facilísimo de preparar, que lleva un poquito de elaboración pero nada complicado y el resultado final es delicioso.

A mí me encanta comer la leche frita recién hecha, aunque es deliciosa también al día siguiente. Además, se trata de ingredientes muy fáciles de encontrar en casa, por lo que puedes hacerla en cualquier momento.

Hay muchas recetas diferentes para preparar este dulce: especiar o aromatizar la leche con otros ingredientes, se puede cambiar el rebozado por uno más crujiente, se puede hacer al horno, se pueden incluir otros ingredientes como la leche condensada o la nata, entre otros. Algunas versiones de esta leche frita os las mostramos en este artículo.

ANUNCIO

Leche frita – Ingredientes

  • 500 ml. de leche entera
  • 90 gr de azúcar
  • 75 gr de maicena
  • Piel de naranja
  • Piel de limón

Para el rebozado:

  • Canela molida
  • Azúcar
  • Harina
  • Un huevo
  • Aceite de girasol

Leche frita paso a paso

En un cazo pon 3/4 partes de la leche (reserva la otra parte) y añade el azúcar con un poco de piel de naranja y de limón, pero ten cuidado que no lleve nada blanco porque podría darle un toque ácido.

Si quieres que la leche al fuego coja más sabor, podemos tapar el cazo mientras se calienta, verás como cambia radicalmente el sabor de la leche frita y está mucho más rica.

ANUNCIO

Hemos de poner al fuego, pero es mejor que estés atento y la coloques a fuego lento, para que la leche y los demás ingredientes se mezclen mejor y el sabor sea más rico todavía. Vamos destapando y removiendo.
leche
En un recipiente aparte, deshaz la harina de maíz en la leche hasta que no quede ningún grumo. Cuando hierva la leche lo echas y remueve constantemente, baja el fuego al mínimo.

En seguida se va a solidificar pero tienes que continuar removiendo hasta que dé el primer hervor y ten cuidado de que no se pegue, que es muy fácil y se estropea el postre en seguida.

En un recipiente llano echas el contenido. Yo he escogido uno estrecho para que quede la leche frita más gruesa.

Intenta que quede toda la superficie igual de lisa, después lo cubres con un film (que toque la leche para que no le dé el aire) y lo metes en la nevera hasta que se enfríe.
leche frita receta
Pasado este tiempo, preparamos todo para hacer el rebozado. En un plato pon un poco de harina, en otro un huevo batido y en otro plato, una mezcla de azúcar con canela.
Pon una sartén al fuego con abundante aceite de girasol a calentar.

Primero pasamos la leche frita por la harina, pero que no quede ningún grumo; se pasa por huevo y a la sartén. Se deja absorber el aceite por el papel de cocina y después se pasa por el azúcar con la canela.
leche frita
Para servir nuestra leche frita, podemos sacar la bandeja al completo o servir un par de porciones por persona. Además si sirves la leche frita con una bola de helado por comensal, verás como el resultado es todavía mejor.

Leche frita con nata

La leche frita con nata es una deliciosa opción para disfrutar de una leche frita cremosa, blandita por dentro y que se acompaña con un crujiente delicado, fino, en el exterior. Su combinación con azúcar y canela queda fenomenal.

ANUNCIO

Esta receta de leche frita con nata es de La Cocina de Fabrisa, veréis qué facilita y rica.

Leche frita con nata – Ingredientes

  • 500 ml de leche entera
  • 100 g de nata (35% MG)
  • 70 gr de azúcar
  • 60 gr de maicena
  • 3 yemas
  • 1 rama de canela
  • 1 trozo de piel de limón
  • 1 trozo de piel de naranja
  • Aceite de girasol para freír
  • Para rebozar: harina + huevo
  • Para finalizar: azúcar + canela

Cómo hacer leche frita con nata

En un cazo pones la nata con 400 ml de leche, la piel del limón y la naranja sin que haya ninguna parte blanca (esto le da acidez) y una rama de canela. Llévalo a ebullición y apaga el fuego. En ese momento añades el azúcar, remueve para que se integre, y después lo dejas tapado durante 10 minutos para que se infusione.

Pasado ese tiempo, retira las pieles y la rama de canela.

En este tiempo, mezcla en 100 ml de leche con la maicena hasta que esté completamente disuelta.

En un cuenco mezclas la maicena con las yemas.

ANUNCIO

Pasados los 10 minutos, pones el cazo con la leche infusionada a temperatura media. Incorporas la mezcla anterior y remueve con las varillas hasta que obtengas una crema espesa.

Utiliza un molde rectangular o cuadrado sobre la que volcar la crema. En mi caso, he utilizado un molde de silicona que es súper sencillo de desmoldar. Después le pones papel film, que esté en total contacto con la crema, por todos lados, y así evitarás que pueda aparecer costra.

Lo dejas enfriar a temperatura ambiente, después lo metes en la nevera como mínimo un par de horas.

Corta la masa en cuadrados. Primero la pasas por harina (que quede una ligerísima capa) y después por huevo batido. Cuando lo tengas, lo echas a la sartén con aceite de girasol bien caliente. Lo fríes por cada uno de los lados hasta que adquieran un tono dorado que te guste, después los sacas y los colocas sobre papel de cocina para que absorba toda la grasa.

ANUNCIO

Los rebozas sobre azúcar y canela por todos los lados. Sirve y disfruta.

Si la comes recién hechas, ya verás qué cremosidad. Cuando se enfrían están jugosas pero, para mi gusto, pierden un poquito.

Leche frita con chocolate

La leche frita con chocolate es un bocado divino, cremoso, con un sabor dulce delicioso. Veréis que tiene un corazón rellenito de cacao maravilloso, tenéis que probar esta versión de leche frita y ya veréis que se convierte en otra receta más para estos días carnavaleros.

Leche frita con chocolate – Ingredientes

  • 100 ml nata
  • 500 ml leche
  • 150 gr azúcar
  • 50 gr. maizena
  • 15 gr. cacao en polvo 100% sin azúcar
  • 3 yemas
  • 1 huevo + harina para el rebozado
  • Azúcar + canela para el rebozado final

Cómo hacer leche frita con chocolate

En un cazo pon la nata junto con los 400 ml de la leche, la rama de canela. En cuanto llegue a ebullición, apagas el fuego.

ANUNCIO

Ahora incorpora el azúcar y el cacao en polvo, remueve un poquito para que se mezcle. Lo tapas y lo dejas 10 minutos.

Mientras tanto, en los 100 ml de leche restantes disuelves la maicena. Una vez lo tengas, añade las yemas de huevo y mezcla de nuevo.

Destapa y quita la canela.

Pones el cazo al fuego a temperatura media y, cuando esté caliente, añades la mezcla de maicena con huevo. Remueve constantemente hasta que obtengas una crema espesa.

Después lo vuelcas sobre un recipiente cuadrado o rectangular. Cubre con papel film, que esté bien pegado a la crema para que no le salgan costras. Deja enfriar primero a temperatura ambiente y después un mínimo de 2 horas en nevera.

Reboza cada cuadradito de la leche frita pasándolos primero por harina, después por huevo y vas metiendo cada cuadradito en aceite de girasol bien caliente.

ANUNCIO

Cuando salgan dejas que absorba el aceite sobrante sobre el papel de cocina, después lo pasas por azúcar y canela.

Puedes servirlo bien calentito, ya verás qué cremositos y riquísimos están recién hechos.

Leche frita con leche condensada

Ya hemos visto cómo podemos hacer la leche frita para degustarla en Carnaval o en Semana Santa, aunque podemos encontrar otras versiones igual de ricas de la receta, como esta con leche condensada.

Una receta un poco más dulce, pero cuyo resultado es también espectacular. ¡Veamos como se hace!.

ANUNCIO

Ingredientes para la leche frita con leche condensada

  • 6 personas
  • 400 ml de leche
  • 200 ml de leche condensada
  • 65 gr de harina de maíz refinada
  • 1 limón harina y huevo batido para rebozar
  • aceite de oliva virgen extra
  • 25 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • canela en polvo
  • hojas de menta (para decorar)

Preparación para la leche frita con leche condensada

Comenzamos reservando un vaso de leche y colocamos el resto a calentar en una cazuela. Añadimos ahora a esta la leche condensada, con la rama de canela y la corteza de limón.

Removemos la cazuela y cuando veamos que la leche está caliente se reserva.

Cogemos ahora la harina de maíz refinada y la echamos en un bol. Le sumamos la leche fría y se remueve todo bien con una varilla manual.

Tenemos que echar encima el resto de la leche caliente, y se mezcla todo hasta que veamos que no nos quedan grumos.

Se vierte todo a una cazuela y se cocina a fuego suave hasta que haya espesado. Se pasa a una fuente y se extiende. Reservamos ahora para que se pueda enfriar.

Cuando se ha enfriado, tenemos que desmoldar y cortar en cuadrados. Se pasa por la harina y el huevo batido y se fríe en una sartén que tenga el aceite caliente.

Se escurre y se van colocando las porciones en un plato o recipiente que tenga un papel de cocina o papel absorbente donde pueda absorber todo el aceite.

Cuando haya escurrido, servimos la leche frita espolvoreando además con algo de azúcar y de canela. Adornamos además con unas hojas con menta.

ANUNCIO

Consejo para hacer la leche frita

La leche condensada es lo que de hecho hace distinta esta receta a la que hemos visto antes, aportando un sabor que es mucho más dulces, de modo que será una leche frita que degustarán mucho más los golosos aunque podemos hacerla con la leche de toda la vida.

Las personas que tengan intolerancia al gluten también pueden degustar esta receta, ya que en su caso podemos rebozar la leche frita con harina de maíz y huevo batido o únicamente con huevo batido.

Por otro lado es importante que reservemos la leche cuando ya la hemos echo para que no nos quede aceitosa pero si queremos añadirle el mencionado azúcar, es mejor que lo echemos cuando la leche frita está todavía caliente de modo que el azúcar quede mejor.

Aunque no es necesario que sea recién sacada de la sartén ya que entonces «chupará» el azúcar y no servirá de nada. Es mejor que esperes un par de minutos y entonces añadas el azúcar por encima.

Más recetas:

4.45 / 5
4.45 - 10 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar