Escrito por

Cómo hacer muesli casero y saludable

Si te preguntas cómo hacer muesli casero y saludable, en este artículo os vamos a mostrar recetas sencillas y sanas con las que poder crear vuestro propio muesli. Podréis controlar el nivel de azúcar fácilmente y optar por añadir los ingredientes que más os gusten.

Muesli casero

Ingredientes para hacer muesli casero

Los ingredientes que podéis utilizar para crear vuestro propio muesli casero son muy variados y es importante que los tengáis todos en cuenta para ir escogiendo o probando las diferentes mezclas hasta dar con vuestro preferido.

  • Cereales: Copos de avena, copos de trigo, arroz inflado, copos de cebada o de maíz, trigo germinado, etc.
  • Frutos secos: almendras laminadas, avellanas, nueces, pistachos, piñones, etc.
  • Semillas: pipas, pipas de calabaza, lino, sésamo, etc.
  • Frutas secas o deshidratadas: arándanos, frambuesas, fresas, orejones, pasas, manzana, higos secos, dátiles, plátano, coco, etc.
  • Fruta fresca de temporada.
  • Edulcorantes: tienes edulcorantes naturales que, a pesar de que tienen azúcar, se les suele considerar como más sanos que el azúcar refinado, como puede ser la miel, el sirope de arce, sirope de ágave, etc.
  • Chocolate: gotitas o perlas de chocolate, son más fáciles de añadir.
  • Especias: canela en polvo, jengibre, etc.

En muchos casos vais a poder evitar el uso de edulcorantes, tanto naturales como artificiales, en la creación de vuestro muesli, ya que hay ingredientes que le aportan dulzor, como pueden ser las uvas pasas.

Una receta para que podáis probar en casa es el muesli que prepara La cocina fitness de Vikka, un programa estupendo que podéis ver en Canal Cocina dedicado a deportistas:

  • 250 gr de copos de cinco cereales (avena, centeno, cebada, trigo completo, arroz completo)
  • 2 puñados de arroz inflado integral
  • 75 gr de pasas
  • 30 gr de almendras laminadas
  • 30 nueces troceadas
  • 2 yemas de huevo
  • 1 taza de sirope de ágave

Cómo hacer muesli casero paso a paso

Os vamos a contar cómo preparar el muesli casero en función de la receta anterior pero, me parece importantísimo que tengáis en cuenta que son los mismos pasos que podéis hacer con cualquier otra mezcla que os apetezca. Eso sí, si vais a añadir chocolate eso es el último paso y no se mete al horno.

Pon el horno a precalentar a 200º.

En un recipiente colocáis todos los ingredientes sólidos y si veis que las nueces están muy grandes, las podéis trocear un poquito. Por último, añadís las yemas de huevo con el sirope de ágave.

Con una espátula -o directamente con las manos, como si se tratase de una masa de galletas- mezcláis todos los ingredientes para que el sirope y el huevo llegue a todos los ingredientes.

Forra la bandeja honda del horno con papel vegetal y vuelca sobre la misma todo el contenido del muesli, que quede lo más homogéneo posible.

Lo metes al horno durante 20 minutos y ve abriéndolo cada 5 -7 minutos para ir removiendo el muesli. Éste va a ser un paso fundamental para conseguir que todo él quede dorado y crujiente, por lo que no os olvidéis de hacerlo.

Una vez que esté listo, lo puedes cambiar de bandeja y lo dejas enfriar completamente.

Para conservarlo os recomendamos que utilicéis un recipiente hermético, con el que podréis conseguir que vuestro muesli esté en perfectas condiciones durante 2 o 3 semanas.

Cómo hacer muesli casero sin azúcar

En la receta anterior hemos utilizado sirope de ágave que le da un toque de dulzor importante, tiene sus propiedades nutricionales y es más sano que el azúcar refinado pero, si queréis que no lleve nada de azúcar añadido ni edulcorantes de ningún tipo salvo el dulzor natural de los ingredientes, una propuesta es ésta:

Ingredientes: 200 gr de copos de avena, 40 gr arroz inflado integral, 1 puñado de avellanas troceadas, 1 puñado de almendras laminadas, 2 cucharadas de coco rallado, 1 cucharadita de canela en polvo, 1 yemas de huevo.

loadInifniteAdd(44636);

La preparación es exactamente igual que en el caso anterior.

  • Primero ponéis todos los cereales y frutos secos en un recipiente hondo. Los mezcláis.
  • Añade la cucharadita de canela en polvo y mezcla de nuevo.
  • Añade la yema de huevo y mezcla de nuevo para que todo se impregne bien.
  • Lo vuelcas sobre una bandeja de horno, que quede lo más estirado posible y lo metes al horno durante 20 minutos, abriendo de vez en cuando para remover. Hay que estar pendiente porque si lo ves tostado previamente, se retira y a enfriar ¡Cada horno es un mundo!
  • Después, lo metéis en un recipiente hermético y ya tenéis muesli casero sin azúcar.

Beneficios de hacer muesli casero

No me canso de leer a los nutricionistas que los cereales industriales que comemos como si fueran el desayuno sano y perfecto del día están llenos de azúcares y otros ingredientes que los alejan de la palabra salud. Además, que actualmente nos avisan de que el desayuno no es la comida más importante del día, que no hay por qué desayunar si no se tiene hambre y que no hay que forzar a los niños a que desayunen.

Dicho esto, el principal beneficio de hacer muesli casero es que uno sabe lo que come, controla el nivel de azúcar y puede conseguir de la forma más sencilla -tal y como hemos visto anteriormente- un muesli sano sin tener que prescindir del sabor o la dulzura.

Otro detalle que me encanta es que uno puede mezclar los ingredientes que más le gusten a cada rato, pudiendo crear un muesli casero base y después añadirle los ingredientes que os apetezcan al momento. Ejemplos estupendos os los hemos puesto anteriormente con ese gran listado de posibilidades.

Por último, crear un muesli casero es más económico de lo que os podáis imaginar. Dependiendo de lo que queráis preparar, pues tendréis que comprar más o menos ingredientes, pero a la larga os resulta mucho más barato.

Otras recetas que os pueden parecer interesantes son:

loadInifniteAdd(44637);