SaborGourmet.com

Fácil de hacer y saludable: esta es la receta del helado de cheesecake más viral

Si estás a la búsqueda de la receta de helado perfecta para esta temporada, no puedes perderte este helado de cheesecake saludable que se ha hecho viral. Tiene ingredientes sencillos y saludables que puedes encontrar en el mercado con facilidad.

receta del helado de cheesecake más viral

Receta de helado de cheesecake saludable

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

En el blog ya habéis visto que tenemos unas cuantas recetas de helados que están deliciosos, desde el dulce y refrescante helado de mango sin azúcar, al versionado magnum ruby con chocolate blanco o el delicioso helado de dulce de leche sin heladera ¡entre tantas otras! Las recetas de helados caseros sin heladera que tenemos son súper sencillas de hacer y el resultado es absolutamente delicioso. Vamos, que dejar de comprar helados y hacerlos en casa: más baratos, más sanos, más ricos.

En cuanto al helado de cheesecake saludable viral se trata de una receta muy fácil de hacer pero tiene un riesgo, la cristalización. Si alguna vez habéis preparados helados en casa seguro que os habéis topado con este detalle. La cristalización pequeña es deseable, la de cristales grandes que notamos al comer un helado, es la que hay que evitar. Una de las formas de evitar esto, según los profesionales, es la grasa láctea, las proteínas de la leche y los estabilizantes. En este caso, el queso mascarpone es un factor interesante, al igual que la miel, que es un azúcar invertido natural.

Ingredientes

  • 10 fresas congeladas
  • 8 fresas frescas
  • 75 gr. queso tipo de Burgos
  • 100 gr. de queso mascarpone
  • 1 cucharada de miel (endulzante)
  • 6 – 8 galletas tipo María

Preparación

Lava las fresas frescas y las picas en trocitos. Reserva.

Parte en trozos las galletas y reserva.

En un triturador pones las fresas congeladas y los dos tipos de queso. Tritura hasta que esté bien mezclado.

Añade las fresas picadas y las galletas, mezcla con una espátula para que quede repartido de forma homogénea.

Vuelca el contenido en un recipiente hermético y lo llevas al congelador. Le he echado una cucharadita de mermelada de fresas por encima. Para que quede bien congelado ha de estar entre 5 y 6 horas.

¡Truco! Para evitar la cristalización es importante que se vaya removiendo cada 30 minutos, al principio de las dos primeras horas.

A la hora de sacarlo del congelador, sácalo 10 minutos antes y después ya puedes servir.

Puedes ver la receta en vídeo aquí:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar