Escrito por

Parmigiana de calabacín – Receta de calabacín a la parmesana

Parmigiana de calabacín, o calabacín a la parmesana, se trata de un plato sencillamente impresionante. Ideal para los amantes del queso, de los que disfrutan de los sabores suaves y sabrosos, de la cocina al horno. Os mostramos cómo preparar este plato de verdura y queso fácilmente en casa.

Parmigiana de calabacín

El plato más conocido es la parmigiana di melanzane, que se trata de unas deliciosas berenjenas a la parmesana. Al igual que la parmigiana de calabacín, se trata de un plato italiano que vais a encontrar en diferentes versiones, siendo los ingredientes claves la verdura, la salsa de tomate y el queso parmesano.

La preparación de la parmigiana de calabacín es verdaderamente sencilla, pudiendo escoger entre hacer las verduras previamente a la plancha o freírlas. Nosotros hemos optado por la segunda opción, hay que poner las verduras en papel de cocina para que absorba la grasa sobrante pero queda más sabroso.

Parmigiana de calabacín – Ingredientes

  • 1 calabacín
  • Salsa de tomate casera
    • 1 cebolla
    • Tomate
    • aceite de oliva
    • 1 diente de ajo
    • sal
    • albahaca fresca
  • Queso mozzarella fresco
  • Queso parmesano grana pasando
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Albahaca fresca

Cómo hacer parmigiana de calabacín

Comenzaremos preparando la salsa de tomate casera. Ponemos una cacerola al fuego con un chorrito de aceite de oliva, cuando esté caliente se añade la cebolla cortada y se dora. A continuación se añade el tomate entero (mejor que triturado) y deja que reduzca. Prueba, salpimienta al gusto y añade un poco de albahaca fresca a la salsa. Finalmente, tritura cuando veas que está listo.

Lava el calabacín y lo cortas en rodajas o tiras, dependiendo del molde que uses. El grosor es de 1 cm aproximadamente. Pon una sartén al fuego con unas gotas de aceite, cuando esté caliente lo añades y dejas que se haga hasta que esté tierno. Retira y lo vas colocando sobre papel de cocina.

Sobre el molde que vayas a usar para hacer la parmigiana (tiene que ser apto para el horno) colocas una base de calabacín, echas una rodaja de queso mozzarella, parmesano por encima, hojas de albahaca fresca y cubres de nuevo con calabacín. Repite estos pasos hasta que tenga la altura deseada. Termina con una capa de tomate y queso parmesano.

Lo llevas al horno precalentado a 180 grados durante unos 20 minutos. Después, si aún no se te ha gratinado el queso, puedes ponerlo 5 min al grill.

Decora con unas hojas de albahaca fresca y a servir.

Otras recetas con calabacín que pueden resultarte interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?