Poké bol de salmón con aguacate y mango

Adoro el poké bol de salmón con aguacate y mango por tantísimas razones: una combinación de sabores impresionante, un toque picantito en el salmón que contrasta deliciosamente con las frutas, un acompañamiento de arroz, ¡es tan fácil de preparar! Os contamos cómo lo hemos hecho en casa. Poké bol de salmón con aguacate y mango […]
SaborGourmet.com

Adoro el poké bol de salmón con aguacate y mango por tantísimas razones: una combinación de sabores impresionante, un toque picantito en el salmón que contrasta deliciosamente con las frutas, un acompañamiento de arroz, ¡es tan fácil de preparar! Os contamos cómo lo hemos hecho en casa.

Poké bol de salmón con aguacate y mango

El poké, tal y como os contamos en una receta anterior, se trata de un plato típico de la gastronomía hawaiana en el que se sirve un pescado marinado y cortado en dados -atún de aleta amarilla- junto con una ensalada. Las versiones más modernas han ido incorporando condimentos japoneses, variando el pez e incorporando otro tipo de ingredientes a la misma.

El poké de salmón aguacate y mango es una de esas recetas impresionantes modernas, que comparten ciertos ingredientes con la idea de poké original pero no todos, ni mucho menos. Aún así, es un plato que os recomiendo muchísimo por el gran juego de sabores que os va a aportar en vuestro paladar, porque está buenísimo y lo facilito que es.

Como vais a ver en los ingredientes, para preparar este poké de salmón aguacate y mango es necesario congelar el pescado durante 5 días a una temperatura de -20º. Este pescado se va a servir en crudo, no se cocina, solo se marina, por lo que es fundamental que cumpláis con rigor estos días de congelación para que no haya posibilidad de intoxicación.

ANUNCIO

Como siempre que trabajamos con el mango o con el aguacate es fundamental que ambas estén en un punto de maduración óptimo. El mango es importante que esté dulce, sino no va a aportar absolutamente nada de sabor ni de gracia al poké, lo mismo le sucede al aguacate.

En esta versión que hemos hecho del poké de salmón con aguacate y mango tiene un puntito picante el macerado, gracias a la salsa sriracha (salsa tailandesa hecha con chilis rojos, entre otros ingredientes). Tenedlo en cuenta por si tenéis a alguien en casa especialmente sensible al picante, pero vamos, que el salmón no va a estar picante, solo tiene un puntito suave.

Poké bol de salmón con aguacate y mango – Ingredientes

ANUNCIO
  • 75 gr. de salmón (sin espinas ni piel) por persona (previamente congelado 5 días y descongelado)
  • 1 puñado de arroz (puedes usar largo o integral)
  • 1/2 de un aguacate
  • 1/4 de un mango
  • Hojas verdes
  • 1 lima
  • Sésamo tostado
  • Cebollino (incorporación de la casa)
  • 30 ml de salsa de soja
  • 1 cuharadita de vinagre de arroz
  • 1 cuharadita de salsa sriracha
  • 1 cuharadita de aceite de sésamo

Poké bol de salmón con aguacate y mango paso a paso

El salmón tiene que haber estado congelado 5 días a -20º, después haberlo puesto en la nevera para que se descongele poco a poco. Llega el momento de limpiarlo. Si habéis escogido la zona del lomo veréis que no tiene espinas, aún así, siempre hay que revisar y quitarlas con ayuda de unas pinzas. Con un cuchillo muy fino veréis que se quita fácilmente la piel.

Cuando lo tengas limpio, se corta en dados de tamaño bocado. Mezcla todos los ingredientes del macerado (salsa de soja, viangre de arroz, sriracha y aceite de sésamo) en un bol, remueves bien e incorporas el salmón troceado. Lo tapas y lo llevas a la nevera durante 1 hora.

Mientras tanto cuece el arroz según las indicaciones del fabricante que te aparezcan en el paquete, pues va a depender el tiempo y la cantidad de agua del tipo de arroz y la marca que hayáis escogido. Cuando lo tengáis lo dejáis escurrir y, o podéis servirlo templado o del tiempo.

Cuando queden unos 10 minutos para que haya pasado la hora comienzas a preparar el resto de ingredientes. Tanto el aguacate como el mango tienen en el centro un gran hueso, por lo que tenlo en cuenta a la hora de partir la cantidad de ingrediente que necesites. En ambos casos, lo pelas y lo troceas también tamaño bocado para poder combinarlo todo cómodamente en boca.

Montamos el plato, esto va en cuestión de gustos. Podéis poner una pequeña base de arroz en el fondo y montar sobre la misma el resto de ingredientes, o hacerlo por montoncitos, etc. Lo importante, como estáis viendo, es que se deben de ver los ingredientes por grupos y el salmón no se echa con el líquido de maceración.

ANUNCIO

Después, solo queda aliñarlo con aceite de sésamo y un poco de lima, ponerle un poco de semillas de sésamo por encima y -espero no ofender a nadie- ya que teníamos cebollino en casa hemos troceado un poquito y lo hemos espolvoreado por encima. En casa también suelen coger el líquido del macerado y echarlo un poco por encima.

Ya solo queda servir y disfrutar.

Otras recetas con salmón que os pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar