Recetas de Semana Santa 2020 | Patatas viudas

Las patatas viudas son una receta estupenda y sencilla de hacer en casa, con las que vais a conseguir un estupendo acompañamiento para vuestros platos o un entrante sabrosón con el que disfrutar de la cocina tradicional de Semana Santa. Al ser un plato de patata, sin ningún tipo de carne, podéis incluirlo en vuestros […]

Las patatas viudas son una receta estupenda y sencilla de hacer en casa, con las que vais a conseguir un estupendo acompañamiento para vuestros platos o un entrante sabrosón con el que disfrutar de la cocina tradicional de Semana Santa. Al ser un plato de patata, sin ningún tipo de carne, podéis incluirlo en vuestros días de vigilia. A continuación, os contamos cómo preparar de forma fácil estas patatas viudas en casa y ya veréis qué olorcito más rico os dejan.

recetas-de-semana-santa-patatas-viudas

Cómo hacer patatas viudas para Semana Santa 2020

Las patatas viudas son un plato sencillo, rico de preparar y con un estupendo toque a pimentón que hace que uno salive solo de pensarlo. Se trata de una receta estupenda para cualquier día de Semana Santa, ya sea como acompañamiento o como plato único, pudiendo darles ese toque tan característico en sólo unos minutos.

Como vais a ver a continuación, esta receta no tiene entre sus ingredientes ningún tipo de carne, por lo que es ideal también para los días de vigilia y también os resultará interesante para los vegetarianos. Como podréis ver, se trata de un plato muy sencillo y  que probablemente ya habréis comido en restaurantes o en casa de vuestros familiares, pues se trata de una receta de patatas viudas típica y tradicional.

Su nombre, patatas “viudas” lo recibe debido precisamente a la ausencia de carne en su elaboración. De hecho, muchos de los platos de nuestra gastronomía que se hacen con verduras o sin carne reciben ese nombre de “viuda” o también el de “pobre”.

Este plato de patatas viudas para Semana Santa es muy fácil de hacer y  se prepara en menos de una hora, así que ¡vamosa por ello!

Patatas a la viuda – Ingredientes

(4 Personas)

  • 800 g de patatas
  • 75 g de cebolla
  • 50 g de pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • Pimentón
  • 80 ml de aceite de oliva
  • Una pizca de sal

recetas-de-semana-santa-patatas-viudas-receta

Preparación de las patatas viudas

Comenzamos pelando las patatas y las troceamos cascándolas (introducimos el cuchillo pequeño y en vez de cortar el trozo entero, en el último momento desgajamos el trozo de la patata. Escucharéis que hace un ruido, como un crujido).

Troceamos en pequeños dados la cebolla, el pimiento verde y el ajo (cortado en trocitos pequeños).

En una cazuela honda ponemos al fuego las verduras con el aceite de oliva y elaboramos un sofrito. Lo dejamos a fuego medio y sobre todo vigilando que no se nos queme. Deberá pochar al menos cinco minutos.

Cuando esté dorada toda la verdura le sumamos la patata cascada, rehogamos con la verdura, cubrimos de agua y añadimos una pizca de sal. Si quieres puedes tapar para que se hagan mejor.

Añadimos la hoja de laurel y dejamos cocer hasta que la patata esté blandita (unos 30 o 40  minutos). Si lo haces con la olla express es posible que tus patatas viudas de Semana Santa las tengas hechas en poco más de 15 minutos.

En el momento de servir colocamos un poco de pimentón dulce de calidad y un chorrito de aceite de oliva.

¡Listo! Las mejores patatas que puedes degustar esta Semana Santa, aunque no las únicas…

Guiso de patatas con bacalao para Semana Santa 2020

Puesto que queremos centrar este post en las patatas. y ya habéis visto lo fácil que es hacer unas patatas viudas para la Semana Santa, quizás estés pensando en hacer algún guiso con patatas, también muy apropiado durante la cuaresma. Como es para Semana Santa y seguimos viendo cómo hacer un plato de vigilia en el que no sea necesario comer carne, os explicamos cómo hacer un guiso en el que nuestras patatas están acompañadas del bacalao.

A diferencia del resto de recetas que os hemos compartido a lo largo del blog, en esta ocasión os mostramos un guiso de patatas y no con legumbres (tan típico el potaje de garbanzos) que puede ser una opción estupenda para variar un poquito entre los largos días de Cuaresma y Semana Santa.

Al tratarse de un guiso con patatas os vamos a recomendar que optéis por prepararlo en el mismo día, a su vez que vais a ver que no es difícil de preparar. Este guiso de patatas, con su delicioso caldo con sofrito y su toque a pimentón, es una absoluta maravilla para comer bien, puedes prepararlo para varios comensales a la vez y por el mismo esfuerzo.

Otro dato importante es la calidad de la patata. Como tengo la bendita suerte de tener casi siempre las patatas del pueblo, no necesito comprarlas pero, como es casi siempre y no siempre, optad por patatas de Galicia.

Ingredientes para guiso de patatas con bacalao

  • ½ kg de Lomo de bacalao
  • Un kilo de Patatas.
  • 1 Cebolla grande.
  • 1 Pimiento verde.
  • 3 Dientes de ajo.
  • 1 Cucharada de harina.
  • Hoja de laurel.
  • Ramita de perejil.
  • Azafrán
  • Caldo de pescado.
  • Sal y Aceite de oliva.

Preparación de guiso con patatas con bacalao

Lo cierto es que este guiso de Semana Santa 2020 es realmente fácil de elaborar, ya que una vez hemos dispuesto todos los ingredientes, tan solo será cuestión de dejar que se cocinen.

Lo primero que tenemos que hacer es picar la cebolla, con el ajo y el pimiento. Cogemos una cazuela o una sartén y echamos unas gotas de aceite de oliva, añadiendo las verduras y dejando que sofrían a fuego medio.

Cuando hayamos comprobado que nuestro sofrito está pochado (debes ir comprobando cada dos por tres para que no se te pase y acabe quemado), se le añade una cucharada de harina (para que tenga más consistencia) y se rehoga hasta que veamos que la harina nos ha quedado bien disuelta y además, está ligeramente dorada.

A continuación se le añade a la cazuela las patatas peladas y cortadas en trozos medianos, se añade también el perejil y el laurel. Se rehoga todo con la ayuda de una cuchara de madera y se cubre con unos dos dedos con el caldo de pescado.

Mientras dejamos que cueza en el fuego, cogemos un mortero y el azafrán que también tendremos que incorporar a nuestro guiso.

Tenemos que cocinar a fuego suave, hasta que las patatas estén prácticamente cocidas y en ese momento, se le añade el bacalao, cocinando a continuación para que nos quede todo bien integrado. Podemos probar para saber el punto de sal aunque es posible que no se necesite ya que el bacalao suele aportar un sabor bastante salado.

Se aparta del fuego y tapamos durante varios minutos para que todo acabe de cocinarse. Tendremos que servir bien caliente para degustar mejor nuestro guiso.

Consejos

Es importante que el bacalao esté desalado ya que de por sí, suele aportar bastante sabor. En la actualidad, en los supermercados podemos encontrar bacalao desalado, pero si lo compras fresco será necesario que lo desales en casa.

Para ello, tienes que coger un recipiente con agua y colocar dentro el bacalao con los lomos hacia arriba (hay quien lo hace con un colador, en el que coloca el bacalao y este dentro del recipiente).

Metemos el recipìente dentro de la nevera y dejamos que pasen entre 24 y 48 horas (dependiendo de la cantidad de sal que tenga el bacalao), cambiando el agua al menos cada cuatro o cinco horas.

Por otro lado, tenemos que hablaros de la salsita que os va a quedar en vuestro guiso, que aunque puede que sea suave, quizás vemos además que ha quedado sin apenas consistencia. Si es así, podemos conseguir que se espese un poco añadiendo un poco de patata.

Para ello, de las patatas que hayamos guisado, podemos aplastar una y la mezclamos bien con la salsa, veremos que queda más espesa.

Artículo de interés:

También te puede interesar