SaborGourmet.com

Salmón en hojaldre con espinacas y queso crema

Salmón en hojaldre con espinacas y queso crema, una combinación de un exterior crujiente con un interior que se deshace en la boca. Te contamos cómo prepararlo en casa paso a paso.

Salmón en hojaldre con espinacas: Ingredientes

  • 1 lomo de salmón
  • 1 lámina de hojaldre
  • 125 gr. Queso crema
  • 150 gr. Espinacas frescas o congeladas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Salmón en hojaldre con espinacas: Preparación

Antes de que nos lancemos a explicaros el paso a paso, un punto previo importante es señalar que es importante que el lomo de salmón o la pieza que hayáis escogido no contenga ninguna espina. Dicho esto, comencemos.

Lava las espinacas si son frescas y añádelas a una sartén con unas gotitas de aceite caliente para saltearlas. Se haría el mismo paso si fuesen espinacas congeladas. Aunque puedan parecerte muchas espinacas para la cantidad de salmón que tienes, no te asustes, van a reducirse rápidamente.

Escurre muy bien las espinacas en un colador de agujeros pequeñitos, presiona bien para que caiga todo el máximo de agua posible.

* Otra opción -y aquí va la segunda forma de prepararlo – es echar el queso crema junto con las espinacas en la sartén y remover hasta que estén bien integrados ambos. Como veréis en las fotos, nosotros lo hemos preparado por separado.

A continuación, extiende la lámina de hojaldre sobre la superficie, calcula cuánto va a ocupar el salmón y echa las espinacas sobre esa superficie, dejando un trocito de hojaldre en el lateral para cerrarlo con más comodidad.

Sobre la cama de espinacas coloca el salmón con la piel previamente quitada (más cómodo, personalmente, a la hora de comerlo) y salpimienta. Encima pon una buena capa de queso crema, extendiendo con un cuchillo.

Cierra el hojaldre como si fuera un paquete y la capa restante la cortas para hacerle alguna decoración. En mi caso, como veis en la imagen, lo primero que he hecho es doblar el lateral derecho sobre el salmón y después lo he cubierto con el izquierdo, ahí he visto cuánto sobraba y he cortado con un cuchillo, siempre contando con que haya una parte de esta capa superior que llegue a cubrir hasta la parte inferior. Es decir, es importante que los cierres siempre estén hacia abajo. Por ello, la parte de los laterales también la he cerrado hacia abajo.

Después, con el hojaldre restante podéis cortar tiras o hacer formas, las colocáis por encima. Pincha el hojaldre con un tenedor o haz un corte en la zona del medio para que haga el efecto chimenea. Después, lo pinceláis todo con un huevo batido.

Lo metéis al horno previamente precalentado a 180º, colocándolo en la mitad del horno, y lo dejáis hasta que esté dorado el hojaldre.

Una vez que lo tengáis listo, sólo queda dejarlo enfriar unos minutos para que se asiente el hojaldre y a servir rápidamente.

¡Que aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar son:

3.65 / 5
3.65 - 29 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar