Tarta de queso con lemon curd

La tarta de queso con lemon curd ha sido todo un éxito y será todo un éxito en tu casa, asegurado. Una tarta sencilla de preparar, que no necesita horno y que tiene un toque cítrico que resulta refrescante, nada pesado, y que va a enamoraros sin lugar a dudas. Os contamos cómo hacerla en casa paso a paso.

Receta de tarta de queso con lemon curd

El lemon curd es una crema de limón inglesa que se utiliza en repostería para rellenar tartas y pasteles, en los cupcakes, para untar en los scones… y ahora os la traigo para coronar una tarta de queso. Es muy sencilla de preparar, no requiere de ingredientes complicados, y una vez que la pruebes querrás comerla a cucharadas pero ¡aguanta! queda divina con esta tarta de queso y merece la pena el sacrificio.

La tarta de queso con lemon curd es, verdaderamente, sencilla de preparar. Es una tarta que no necesita horno ni de grandes preparaciones ni conocimientos de repostería. Vamos, que es una tarta para todos los públicos y el resultado es exquisito.

Para la preparación de esta tarta nos hemos basado en dos recetas que me encantan, por una parte hemos utilizado la receta de la tarta de queso Philadelphia (para estas tartas siempre opto por cuajada, no por gelatina ni agar agar), combinado con la lemon curd del Lemon Pie o tarta de limón con merengue. ¿Resultado? Ese día teníamos invitados en casa y se hizo el silencio, un silencio de deleite con cada bocado de la tarta de queso con lemon curd.

Sinceramente, no os puedo decir qué tal queda si se congela, no nos sobró ningún trocito con el que experimentar. Generalmente, las tartas de queso se pueden congelar bien pero hay que hacerlo sin decoración, que es la que se puede estropear. En este caso, al llevar lemon curd no tengo claro si se puede congelar decorada. He leído que el lemon curd en tarro hermético sí se podría congelar sin estropearse pero en tarta… lamento deciros que no tengo ni idea.

Tarta de queso con lemon curd – Ingredientes

Para la tarta:

  • 500 ml de nata para montar
  • 500 gr. de queso crema tipo Philadelphia
  • 80 gr. de azúcar
  • 250 ml de leche
  • 2 sobres de cuajada
  • 300 gr. de galletas tipo digestive
  • 90 gr. de mantequilla

Para el lemon curd:

  • 4 limones
  • 200 gr de azúcar
  • 110 gr de mantequilla
  • 3 huevos y 1 yema

Cómo hacer tarta de queso con lemon curd

  • Lemon curd

Comienza lavando bien los limones, los secas, y rallas la piel pero sin llevarte ninguna porción blanca (amarga). Vuelca la ralladura sobre un recipiente que sea apto para hacer el baño maría.

Al mismo recipiente añades el zumo de todos estos limones.

En un plato echa tres huevos enteros y una yema, bate ligeramente e incorporas al recipiente anterior y también añade el azúcar.

En un plato aparte pon la mantequilla cortada en dados y reserva.

Pon un cazo, con agua, al fuego donde entre bien el recipiente que vas a usar para el baño maría. Cuando hierva pones el recipiente y comienza a remover de manera constante hasta que el azúcar esté disuelto. En ese momento, añade la mantequilla y sigue removiendo.

A los 65º grados comenzará a cuajarse y hay que continuar removiendo hasta que coja la textura deseada. Si no tienes termómetro no pasa nada, a simple vista vas a ver que de ser una mezcla sin más se convierte en algo cremoso.

Deja enfriar por completo.

  • Tarta de queso

Tritura las galletas hasta que queden en polvo, después lo mezclas con la mantequilla derretida. Ponlo en la base de la tarta y aplana con una cuchara para que quede una base uniforme y bien compacta. Mete en la nevera.

En un cazo pones la nata, el azúcar y la mitad del vaso de la leche. La otra mitad la vamos a utilizar para deshacer los sobres de cuajada, no debe de quedar ningún grumo o lo transferiremos a la tarta.

Incorpora el queso crema al cazo, la razón de echarlo ahora es porque al estar caliente se deshará más rápido. Es decir, que si lo pones al principio no va a pasar absolutamente nada. Si ves que queda algún grumo, solo es cuestión de seguir removiendo con energía hasta deshacerlo o puedes utilizar la batidora para hacerlo más rápido.

Una vez que esté todo homogéneo, incorpora la cuajada disuelta en la leche y continúa removiendo. Pon el fuego medio bajo y, una vez que hierva, esperas un par de minutos y vuelcas el contenido sobre la base de la tarta. Un truco para que no se levante la galleta es volcar el contenido sobre una cuchara colocada muy próxima a la base.

Deja enfriar por completo.

  • Presentación

La presentación de esta tarta no tiene ningún misterio, así que lo podéis hacer a vuestro gusto. A mí me gusta dejarlo reposar todo un día, así que luego solo tengo que desmoldar la tarta y echo a cucharadas el lemon curd por encima, extendiéndolo y que quede una generosa capa.

Si preferís que tenga menos lemon curd solo tenéis que guardarlo en un bote hermético y utilizarlo para cualquier otro postre (o a cucharadas).

Otras recetas de tarta de queso que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar