Tartar de salmón, aguacate y mango

El tartar de salmón, aguacate y mango es una absoluta maravilla. Se trata de un plato que no tiene ningún tipo de complejidad y que el resultado es sorprendente, consiguiendo una combinación de sabores deliciosa sin esfuerzo. Os contamos cómo prepararlo en casa. Receta de Tartar de salmón, aguacate y mango ¿Qué es un tartar? […]
SaborGourmet.com

El tartar de salmón, aguacate y mango es una absoluta maravilla. Se trata de un plato que no tiene ningún tipo de complejidad y que el resultado es sorprendente, consiguiendo una combinación de sabores deliciosa sin esfuerzo. Os contamos cómo prepararlo en casa.

Receta de Tartar de salmón, aguacate y mango

¿Qué es un tartar?

Como curiosidad, el tartar comenzó a elaborarse a principios del siglo XX pero no se popularizó hasta los años 50, de la mano del chef Auguste Escoffier.

Para aquellos que nunca hayáis probado un tartar, se trata de una preparación culinaria en la que se utiliza algún alimento en crudo que previamente ha sido marinado o condimentado. En este caso se tarta de un tartar de salmón pero también es muy común el de atún, y en los primeros años el tartar que se preparaba era de carne de res, que podía ser de venado o vacuno. Seguro que habéis oído hablar o habéis probado un steak tartar, su nombre procede de un plato de Auguste Escoffier, el beefsteak à la tartare, lo llamó así por presentar el tartar de carne con salsa tártara por encima.

Otra característica es el tipo de corte del producto que va en crudo, el cual suele ser fino y pequeño para que resulte cómodo a la hora de comer y que no se perciba que no se ha cocinado.

Por último, otro detalle habitual de este plato es la presentación, en la que se suele utilizar un aro de cocina para que quede escalonada en función de los ingredientes.

ANUNCIO

Tartar de salmón, recomendaciones

Una de las primeras cosas que tienes que tener muy en cuenta a la hora de preparar un salmón de tartar en crudo es que tienes que congelar el pescado previamente, al menos durante 5 días a menos 20º para que pueda morir cualquier bacteria y evitar el anisakis.

La calidad del salmón y la zona que cojas del mismo siempre es una clave importante para el resultado final del tartar. A mejor calidad, más rico va a resultar. De la misma manera que el aguacate y el mango tienen una presencia máxima en este plato, por lo que es fundamental que escojas un buen producto, que esté en su punto óptimo de maduración.

ANUNCIO

Nunca piques el salmón, o el ingrediente que vayas a usar para el tartar, con una picadora o robot de cocina. Corta con un cuchillo bien afilado pues la textura no va a quedar igual.

Prepara los ingredientes por separado y no los mezcles hasta que sea el momento de organizar el tartar. Al igual que ten cuidado de dónde picas el salmón para que no coja sabor de otros alimentos.

No hay que excederse con el tiempo de maceración del pescado.

Menos es más. En un tartar de salmón el que tiene que brillar es el salmón, por lo que evita añadir muchos ingredientes o salsas en la maceración, si no al final perderá sabor.

Tartar de salmón, aguacate y mango – Ingredientes

Por persona:

  • 150 gr de salmón 
  • 1/2 aguacate
  • 1/2 mango
  • 1 lima
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Semillas de sésamo tostado

Cómo hacer tartar de salmón, aguacate y mango

Limpia el salmón, retira la piel y las espinas. Lo cortas en tiras de de 2-3 milímetros y después en cubos de 2-3 centímetros. Intenta que queden trocitos simétricos para que te cojan todas las partes el aliño por igual. Cuando lo tengas lo metes en un bol y añades la ralladura de una lima, una cucharada de aceite de oliva y 2 cucharaditas de zumo de lima. Remueve con movimientos circulares, siempre en el mismo sentido, con una espátula de silicona o goma, para respetar la forma del salmón y que todo quede bien impregnado. Reserva a temperatura ambiente, pues van a ser unos 5 minutos y no más los que ha de estar marinando.

ANUNCIO

Mientras tanto trocea el mango. Tiene un hueso de grandes dimensiones en el centro, por lo que vas a tener que ir cortando partes del mismo con el cuchillo. Lo pelas, retiras la carne y lo troceas en cubos.

En el plato de presentación pones un aro de cocina (no es estrictamente necesario, solo hace la vida más fácil) y pones en el fondo el mango. Presiona suavemente para que quede bien, formando una buena base.

Ahora vamos con el aguacate. Recuerda que para abrirlo tiene un hueso en el centro que vas a tener que rodear con el cuchillo. Cuando esté partido a la mitad, para separarlo, giras cada mitad hacia una dirección y listo. Retira la piel y ya puedes cortarlo en cubos. Añade un poco de sal y un poquito de lima, lo remueves y ya lo puedes colocar sobre el mango. Tienes que presionar suavemente para que cubra bien el mango, quede firme y sea también una buena base para el salmón.

Finalmente, ya solo queda colocar el salmón por encima y le hemos añadido unas semillas de sésamo tostado. Se puede dar un toque de frío de dos o tres minutos pero si no sirve en seguida y a disfrutarlo.

ANUNCIO

Otras recetas de salmón que os pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar