Escrito por

Varitas de merluza caseras: palitos de pescado fáciles

Las varitas de merluza caseras o palitos de pescado son una receta facilísima de hacer en casa, que no lleva mucho tiempo y con un resultado sensacional. Con poquitos ingredientes vais a crear unas varitas de merluza deliciosas y muy sanas.

Cuidar la alimentación es algo fundamental y no hay que esperar a que haya niños en casa, hay pequeños detalles que podemos tener en cuenta para preparar platos deliciosos y que resulten mucho más sanos. Un ejemplo son estas varitas de merluza caseras, no tienen ningún tipo de conservante y sabrás qué cantidad de merluza contiene como qué zonas de la misma.

Tienen un sabor muy suave, por lo que aquellos que se resisten al pescado no creo que tengan ningún problema en comerse estas varitas. El queso crema y la merluza combinan muy bien.

Si os preocupan los precios de la merluza, podéis comprar la merluza congelada y después dejar que se descongele poco a poco en la nevera. Si veis merluza fresca a buen precio, pues mejor que mejor ¡A por ella!

Pero no os quedéis con las ganas de preparar esta receta porque estas varitas de merluza caseras son una opción estupenda para preparar entrantes o cenas en casa. Aún no me he atrevido pero tengo que probar a hacerlas con formas, tipo los peskitos pero con corta pastas. En cuanto lo pruebe, ya os cuento a ver qué tal.

Varitas de merluza caseras: Ingredientes

  • 300 gr de merluza
  • 125 gr. queso crema
  • Sal
  • 1-2 Huevos
  • Harina
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

Varitas de merluza caseras

Lo más complejo de esta receta es retirar la piel de la merluza. Dependiendo de la zona que hayáis comprado, veréis que es más fácil o difícil de retirar pero nada es imposible.

Una vez que hayáis quitado la piel, cortar en trocitos la merluza y la echáis en el interior de la picadora para que lo desmenuce.

Echad el queso crema en el interior (si veis que no tiene capacidad para tanto, lo hacéis en diferentes tandas) y volvéis a darle al botón para que lo mezcle todo perfectamente.

Lo retiráis y colocáis en un recipiente, echáis sal, removéis y listo. Lo tapáis con papel film y lo dejáis durante una hora en la nevera.

Pasado ese tiempo, coloca tres platos: uno para el pan rallado, otro para el huevo batido y otro para la harina.

Con una cuchara sopera vais cogiendo porciones. Echas la porción en la harina, que quede bien cubierta y la coges entre las manos para darle forma de cilindro, pero aplanándola un poquito (intentar darle forma antes, implica que te vas a quedar muy pringado y sin poder dar forma a nada).

Lo pasas por el huevo y después por el pan rallado (nosotros lo hacemos casero, con el pan duro y queda más grueso).

Pones una sartén al fuego con abundante aceite (tampoco hace falta que cubra las varitas) y cuando esté caliente se añaden las varitas empanadas. Les vais dando la vuelta cuando veais que están doradas y listo, cuando estén hechas por todos los lados las retiráis a un plato cubierto con papel de cocina, par que absorba la grasa sobrante.

Ya tenéis vuestras propias varitas de merluza caseras que podéis acompañar con todo tipo de salsas, desde una salsa de tomate casera (es por la que hemos optado nosotros) a una salsa barbacoa casera o una ensalada de tomate.

loadInifniteAdd(44636);

Otras recetas que os pueden resultare interesantes son: