Escrito por

Cómo hacer volovanes caseros

Si te gusta hacer las cosas por ti mismo, no pierdas la oportunidad de ver cómo hacer volovanes caseros de la forma más sencilla y personalizada. Por supuesto, la textura y el sabor resultan tremendamente agradables y vas a tardar muy poco en tenerlos listos ¡Merece la pena!

La preparación de los volovanes caseros es tremendamente sencilla y, como veréis, sólo se requieren dos ingredientes para hacerlos. Lo más divertido es que son absolutamente personalizables, todo depende del tamaño que quieras tanto en altura como en anchura.

Seguro que hay algún accesorio de cocina que podéis encontrar en las tiendas especializadas, yo he utilizado dos tipos de vasos diferentes para hacer los volovanes y los aros, por lo que no vais a necesitar comprar ningún elemento extra si no os apetece.

Económicamente hablando os puede compensar hacer los volovanes caseros, ya que de una sola lámina de hojaldre podéis sacar varios volovanes (todo depende del tamaño que quieras) y podéis tener también unas pequeñas tostas con el hojaldre sobrante, que os permitirá hacer diferentes presentaciones.

Cómo hacer volovanes caseros: Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 huevo
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Cómo hacer volovanes caseros: Preparación

Extiende la lámina de hojaldre en una superficie seca y llana.

Marca con un la boca de un vaso, un corta pastas o lo que hayas elegido una circunferencia. Aprieta un poco más y lo desprendes de la lámina. Repite esta operación por toda la superficie del hojaldre.

Tienes que contar con que cada volován va a requerir entre 3 y 4 aros de hojaldre que vamos a preparar, por lo que cuenta cuántos círculos te han salido y calcula cuantos volovanes tienes (todo depenerá del tamaño realizado).

Con un vaso más pequeño, corta pastas o el elemento que hayas escogido, de los círculos de hojaldre anteriores que hayas separado para hacer los aros, haces el mismo procedimiento anterior. Pones el vaso sobre el círculo -bien centrado- y desprendes el centro.

Te quedará un aro y un círculo más pequeño. Ambos los vamos a usar. Cuando los tengas todos listos, continuamos.

Bate un huevo, echa un poco de sal y pimienta recién molida, vuelve a batir.

Pincela con huevo una de las caras de los círculos más grandes, que son los que vamos a usar como base del volován.

Pinta un aro con huevo y lo colocas encima, coincidiendo los bordes exteriores de ambos. Repite la operación hasta que coja una altura de 3 o 4 aros como mínimo. Con un tenedor pincha la base del volován para que no se hinche tanto.

Los círculos más pequeños los pincelas también. Puedes dejarlos así, o puedes unir o tres de ellos, dependiendo de la altura que quieras que cojan.

Lo metes en el horno precalentado a 180º durante 12 o 15 minutos. Cuando veas que están doraditos los retiras y los dejas enfriar en una rejilla.

Una vez fríos están listos para rellenar. Verás que se habrá hinchado un poquito la base, así que con un cuchillo retiras con delicadeza esa primera capa y verás que tiene una base firme por debajo. ¡Listo para rellenar!

Otras recetas que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos