SaborGourmet.com

Crema de verduras sin patata, perfecta para congelar

Hemos preparado en casa una crema de verduras exquisita, ideada para que puedas hacer de más y congelarla sin que pierda ni nutrientes ni la textura perfecta.

Receta de crema de verduras para congelar

Si alguna vez has congelado una crema de verduras o alguna sopa o caldo que lleve patata, probablemente habrás notado que ésta no descongela bien. Y, la verdad, es que en nuestra gastronomía es de lo más común añadirle patata a este tipo de preparaciones, por su sabor y espesor. Pero, si gustas hacer comida para varios días o prefieres hacer siempre un extra para congelar, hay que evitarla.

Por eso, esta crema de verduras que hemos preparado en casa creo que te va a resultar espectacular. Tiene infinidad de nutrientes, lo que la hace ideal para esta temporada en la que tenemos que potenciar nuestro sistema inmunológico y ¡Qué mejor que a través de la comida!. Verás que es muy sencilla de preparar y, al hacer de más, tienes más días con el menú listo y por el mismo esfuerzo.

Como vas a ver tú mismo en los ingredientes, todos son productos que puedes encontrar fácilmente y que no son caros. No hemos añadido ningún tipo de condimento ni saborizantes, salvo la sal, porque la queríamos lo más saludable posible y su sabor natural nos encanta. Además, es ideal para comerla caliente o del tiempo.

Ingredientes

  • 700 gr. de calabaza
  • 1 cebolla
  • 1/2 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1 kg de calabacín
  • 2 zanahorias
  • 300 ml de agua
  • Sal

Preparación

Para aprovechar al máximo tu tiempo, sigue los pasos tal y como te los vamos a indicar:

Pela los dos tipos de cebolla y los cortas en juliana. No es necesario que sea extremadamente fino.

Retira las hojas exteriores del puerro, quita una parte de la zona verde que veas más ajada. Haz un corte en vertical para separar las hojas. Lo lavas por dentro y ya lo cortas en trozos.

Pon una cacerola al fuego y añades un poco de aceite de oliva. Cuando veas que está caliente, añades la cebolla y dejas que se poche poco a poco. Cuando esté lista, añades el puerro y los dos dientes de ajo pelados.

Mientras tanto, lava bien el calabacín, lo cortas en rodajas gruesas y las divides en cuatro. Vamos, que la idea es que tengas trozos grandes, no necesitas que sean extremadamente pequeños porque se van a cocer fácilmente.

Pela la calabaza y la cortas también en trozos medianos o grandes (en función de como sea tu calabaza).

Pela las zanahorias, las cortas en rodajas y reservas.

Cuando todo lo que hemos añadido a la cacerola -cebollas, puerro y ajo- estén dorados, añadimos la calabaza, la zanahoria y el calabacín. Primero lo dejamos cocinarse todo junto durante unos 7 minutos. Pasado este tiempo, añades el agua indicada y sal, verás que cubre entre 1/2 y 3/4, pues estas verduras ya tienen mucho líquido.

Lo dejas cocinarse todo junto durante unos 30 minutos, a fuego medio. Puedes tapar la cacerola si quieres, de manera que vaya más rápido, pero tendrás que ir prestando atención de vez. Lo miras, le das una vuelta, compruebas el agua y sigues dejando cocer.

Cuando pase este tiempo, verás que todas las verduras están blanditas. Prueba la sal y rectifica si fuera necesario.

Si está a tu gusto, es el momento de pasarlo por la batidora y tritura todos los ingredientes. Puedes dejarlo tan fino como gustes.

Y, con esto, ya lo tienes listo para servir.

Si quieres congelarlo, tienes que esperar a que esté completamente frío y luego puedes rellenar botes de cristal, dejando un dedo sin rellenar. Después, al momento de consumir, lo sacas del congelador la noche de antes y listo.

Otras recetas de crema de verduras que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar