Escrito por

Croquetas de pollo

Las croquetas de pollo que os voy a enseñar a preparar son sabrosas, con una capa crujiente por fuera y cremosas por dentro. Fáciles y tan ricas… ¡Os van a encantar!

croquetas-pollo

Hay ingredientes tan versátiles que nos permiten hacer de todo con ellos y con todo tipo de sabores, texturas y formas. En esta ocasión, hemos preparado unas croquetas de pollo con una pechuga intacta pero podéis utilizar los restos de un pollo asado o cocido que tengáis en casa para preparar este manjar.

Podríamos decir que ésta es la receta clásica de croquetas de pollo, después podéis encontrar variaciones como “croquetas de pollo y jamón” o “croquetas de pollo al curry“. Sí, a veces nos venimos muy arriba y la líamos en la cocina pero ¡están tan buenas!

Si nos seguís en este paso a paso, que espero que resulte del todo comprensible o me dejáis un comentario y solucionamos rápidamente las dudas, tendréis como resultado unas croquetas con una capa bien crujiente de pan rallado y una cremosa bechamel con pollo en su interior. Además, es importante que le deis un buen punto de sabrosura para que sean irresistibles en cada bocado.

A lo largo del artículo os iré comentando los trucos que yo he ido aprendiendo de mi madre, la mujer que hace las mejores croquetas del mundo. De verdad, de verdad de la buena. No sólo lo digo yo, todo aquel que las haya probado se rinde ante la evidencia ¡Es cosa de mamás!

Croquetas de pollo: Ingredientes

croquetas-pollo-ingredientes
  • 1 pechuga de pollo
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 20 gr. mantequilla
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Aceite para freír
  • Pan rallado
  • Huevos

Croquetas de pollo: Preparación

Preparar el relleno

Éste es el paso que va a variar siempre en función del sabor de la croqueta que estemos preparando.

Limpia la cebolla y trocéala finamente, después haces cuadraditos pequeños.

Pones una cacerola antiadherente al fuego con un chorro de aceite y cuando esté caliente añades la cebolla para que se sofría, echa un poco de sal.

Cuando veas que la cebolla está transparente, será el momento de añadir el pollo troceado de igual manera: pequeñito. Echa sal y pimienta, deja que se sofría bien.

Cuando veas que el pollo está hecho por todos lados se retira a un plato. Reserva.

croquetas-pollo-plancha

Cómo preparar la bechamel para croquetas

En la misma cacerola que hemos usado para preparar el pollo y sin lavar, para aprovechar los jugos y aromas que haya dejado el pollo en la misma, echamos la mantequilla para que se funda.

A continuación, añade las cucharadas de harina y remueve de manera constante para que ésta se dore pero sin llegar a quemarse.

En seguida, echas un poco de leche y verás cómo la harina la absorbe rápidamente. Remueve de manera constante y vuelve a añadir otro poco de leche. La idea es que vayas echando leche poco a poco para que puedas deshacer los grumos que hayan podido aparecer de la harina y vayas trabajando la bechamel con mimo, esa es la clave para conseguir un buen sabor y una textura perfecta.

La cantidad de leche no os la indico porque va a depender de la harina echada y de los gustos, esto va a ojo y no os preocupéis si son vuestras primeras croquetas. El objetivo es conseguir una crema que sea densa. Un truco, cuando va cogiendo la densidad adecuada, al remover se quedan las líneas de la cuchara en la crema.

croquetas-de-pollo-preparacion

Una vez que hayáis alcanzado la densidad adecuada, será el momento de añadir el pollo que reservado. Remueve de manera constante durante unos largos minutos para que se integren bien los sabores y trabaja un poco más la masa. Mi madre siempre dice que su truco de las croquetas es el tiempo que le dedica a hacer la masa, todo lo que la remueve a fuego bajo.

En cuanto esté hecho, volcáis la masa sobre un recipiente y dejáis que se enfríe completamente a temperatura ambiente.

croquetas-de-pollo-masa

Cómo hacer las croquetas

Una vez que la masa de las croquetas está bien fría, ya se pueden preparar las croquetas.

Coloca un plato con pan rallado (deja el paquete cerca por si hay que rellenar) y un huevo batido (deja más huevos cerca por si vas necesitando más).

Con una cuchara coge una porción de masa, el tamaño de masa que cojas será el tamaño de la croqueta. Si quieres una croqueta de aperitivo tipo pulguita puedes usar una cucharilla; si quieres una croqueta de tamaño medio tipo las compradas, usa una cuchara y coge una cucharada con un poco más de cantidad que si fuera rasa y, si quieres preparar croquetones (mi madre es de esas) coge una buena cucharada de masa que esté colmada.

como-hacer-croquetas-de-pollo

Pasa primero por huevo batido y luego pan rallado. En ambas ocasiones tiene que estar las dos partes de la croqueta bien bañada, primero de huevo y después de pan rallado para que esté crujiente.

Ve colocándolas sobre una bandeja que puedas introducir en el congelador (si quieres reservar alguna) o una superficie uniforme y lisa.

Trucos para freír croquetas

La fritura de la croqueta es uno de los pasos más importantes porque seguro que ya has probado croquetas de todo tipo: blanditas, sin hacer bien por dentro, demasiado aceitosas, “cocidas”, etc.

Lo primero es poner una sartén con abundante aceite para freír al fuego. Cuando esté el aceite bien caliente se añaden las croquetas con delicadeza para que no salte el aceite. En un primer momento el fuego es alto, para que se dore el pan rallado por todos los lados, así que hay que ir girándola con cuidado de que no se deshaga.

Una vez que esté un poquito dorada por todos los lados se baja el fuego, de esta manera se seguirá dorando pero a menos velocidad, calentándose la masa del interior.

Si son croquetas frescas veréis que no tardáis nada en este proceso de fritura. Si son congeladas vais a tardar un poquito más pero seguid los mismos pasos, la única diferencia es que os añado un truquito pues antes de sacarlas, si dudáis de si no están hechas todavía, podéis pincharlas en el centro con suavidad y si traspasa sin dificultad la bechamel ha llegado el momento.

Ir colocándolas sobre papel de cocina para que absorba toda la grasa sobrante. Veréis que están tremendas tanto calientes como frías ¡son un manjar estas croquetas!

croquetas-de-pollo

Recetas de croquetas caseras

Si queréis preparar otras recetas de croquetas caseras con sabores diferentes y así tener una buena provisión de sabores en casa, os dejo estas recomendaciones tan diversas y tan buenas:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos