Vasitos de Oreo fáciles de hacer

SaborGourmet.com

La receta de vasitos de Oreo que te traigo es de una textura cremosa, con el punto justo de dulzor y tiene ese toquecito crujiente de las galletas de Oreo troceadas. Es una de esas recetas súper fáciles de hacer y muy rápidas de preparar, por lo que en un pispas lo tendrás listo.

Receta de vasitos de Oreo

Los vasitos de Oreo son uno de esos platos maravillosos que puedes preparar en casa fácilmente y rápidamente. Este postre es es uno de esos clásicos que puedes preparar en el mismo momento, aunque os recomendaría dejarlo de un día para otro, para mejorar la textura y que se asiente su sabor.

Dicho esto, hay infinidad de versiones con las que puedes preparar estos vasitos de Oreo. En mi caso, he optado por una versión súper sencilla, súper fácil de hacer y con muy pocos ingredientes pero puedes hacerlo más dulce, mezclando con leche condensada o leche evaporada; puedes combinarlo con otras galletas para que no sean únicamente Oreo y que tenga otros toques de caramelo; puedes añadir queso crema si quieres que tenga más cremosidad, etcétera. Las opciones para este postre son muchas y todas maravillosas.

Para la época de calor puedes probar a congelarlos y sacarlos un ratito antes, unos 15 minutos aproximadamente, antes de comerlo.

¿Es necesario añadirle azúcar? Bueno, podéis encontrar recetas en las que los vasitos de Oreo se le añade azúcar glas o en polvo pero, a mi parecer, si vais a hacer esta receta que es únicamente con nata no es para nada necesario. Pensad que las galletas Oreo, de por sí, ya son dulces y vamos a utilizarlas al completo.

Vasitos de Oreo – Ingredientes

  • 440 gr. de galletas Oreo
  • 150 gr. queso crema
  • 400 ml nata para montar bien fría

Cómo hacer vasitos de Oreo

Separa las galletas Oreo y la crema del medio.

Tritura 3/4 partes de las galletas Oreo hasta que estén en polvo. El resto de las galletas las reservas, o si quieres, ya las puedes trocear con las manos, queremos que sean un poquito más grandes para decorar por encima (otra opción es que utilices galletas pequeñas de Oreo).

Pon la nata con el queso en un recipiente y bate con unas varillas, eléctricas o manuales, hasta que esté bien cremoso y haya aumentado en el volumen.

A continuación, añade unos 170 gramos de galleta en polvo, aproximadamente. Los puedes incorporar con ayuda de una espátula, haciendo movimientos envolventes.

En un vaso echas una cucharada o cucharada y media de galletas Oreo en polvo.

Puedes añadir unas cucharadas de la mezcla de queso con Oreo o puedes introducirlo en una manga pastelera (comprada o casera) e ir introduciendo la crema en el vaso. El segundo método es más cómodo para evitar manchar el vaso pero os llevará unos minutos más que ir añadiendo cucharadas. A vuestro elección.

Finalmente, añade unos trocitos de Oreo por encima y ya tienes tu vasito. Solo tienes que repetir este proceso tantas veces como ingredientes tengas. No os puedo decir el número exacto de vasitos que te da porque, a pesar de que podéis verlo en la fotografía, cada uno tenía una medida diferente (lo que pasa al cocinar fuera de casa, que no es tan fácil controlar lo que hay o no hay).

¡A disfrutar!

Otras recetas con galletas Oreo que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar