Pan de molde con semillas de amapola

Receta de pan de molde con semillas de amapola. Un pan de molde que hemos elaborado con una mezcla de masa madre y levadura seca de panadería (que podéis sustituir por levadura fresca), que le aporta una ternura a la miga estupenda, un sabor ligeramente tostado gracias a la amapola y una corteza consistente. El […]
SaborGourmet.com

Receta de pan de molde con semillas de amapola. Un pan de molde que hemos elaborado con una mezcla de masa madre y levadura seca de panadería (que podéis sustituir por levadura fresca), que le aporta una ternura a la miga estupenda, un sabor ligeramente tostado gracias a la amapola y una corteza consistente. El pan de molde es fácil de preparar, acompañadnos y os mostramos el paso a paso.

Pan de molde con semillas de amapola

Es curioso como en el momento en el que uno comienza a hacer su propio pan, va educando el paladar y -por gracia o desgracia- cuesta muchísimo volver al pan comercial. Me pasa igual con el resto de comidas, cuanto más cocino, menos tolero la comida procesada o la comida rápida y es que ¡No hay punto de comparación!

Cuando compraba pan de molde en el supermercado siempre me cogía el de varios cereales o el que tenía semillas, por eso hoy he querido continuar con un pan de molde con semillas de amapola casero, fácil de preparar y sin grandes complicaciones.

¿Que no tenéis masa madre pero os apetece hacer vuestro propio pan de molde? Tenéis esta receta de pan de molde integral en la que solo hemos usado levadura seca de panadería o levadura fresca. Que preferís que no sea integral solo tenéis que cambiar el tipo de harina y reducir un poco el agua pues la harina de trigo blanca absorbe menos cantidad.

La receta que hoy os comparto es un híbrido del libro «El Pan» de Jeffrey Hamelman, de quien os hablé en la receta de pan fácil de masa madre, y también de El Panadero Casero (glorioso blog para hacer nuestro propio pan como principiantes) y algunas variaciones que hemos añadido en casa.

ANUNCIO

El resultado de añadir las semillas de amapola a la masa del pan es que le confiere un sabor tostado estupendo, delicado. Además, el resultado de este pan de molde con semillas de amapola es una corteza crujiente y una miga muy tierna, blandita, ideal para desayunos, sandwiches… Para todos los días.

Pan de molde con semillas de amapola – Ingredientes

  • 200 gr de Masa madre hidratada al 100%
  • 500 gr de harina (panificable o gran fuerza)
  • 100 gr. harina de trigo integral
  • 35 gr de leche entera en polvo
  • 2 cucharaditas colmadas de miel
  • 15 gr de aceite oliva virgen extra
  • 320 gr de agua (o más, según vuestro tipo de harina)
  • 13 gr de sal
  • 5 gr de levadura seca de panadería o 17,5 de fresca
  • 50 gr. de semillas de amapola
  • Pincelar con leche o huevo

Cómo hacer pan de molde con semillas de amapola

El primer paso es tener la masa madre bien activada y, en el último refresco, le hemos añadido la misma cantidad de agua que de harina. Si tenéis dudas o queréis hacer masa madre en casa, os dejo este artículo «cómo hacer masa madre natural«.

ANUNCIO
  • Incorporar ingredientes

Hemos echado la masa madre en un bol junto con los 320 de agua, hemos removido un poquito para que se deshaga.

A continuación, hemos añadido el resto de ingredientes, absolutamente todos. En esta receta no vamos a hacer autolisis, así que incorpora todos los ingredientes que os hemos indicado.

Una vez mezclado, si ves que está excesivamente seco, como una plasta con la que no puedes trabajar, eso indica que necesitas incorporar un poquito de agua. A nosotros nos ha pasado, tenemos una harina que siempre nos requiere de más agua que cualquier receta que sigamos. Recuerda, siempre es muy poco a poco, no queremos una masa súper hidratada, solo que tenga el agua justa para poder trabajarla cómodamente.

  • Amasados

Comienza los amasados. Nosotros hemos amasado todo el rato dentro del propio molde, llevando cada lateral de la masa hacia el centro o un poquito más allá del centro, presionando ligeramente, y así con todos los lados. Con reposos de 15 minutos y lo hemos hecho 3 – 4 veces.

Si prefieres amasar sobre la mesa, te dejo este vídeo de Ibán Yarza donde podrás ver cómo amasar una masa sólida (que es la que tenemos, porque no tiene una alta hidratación):

ANUNCIO
  • Primera fermentación

Una vez que ya veamos que tenemos una masa lisa, suave, bien formada, es el momento de taparla y dejarla fermentar hasta que doble el volumen.

El tiempo de fermentación va a depender de la temperatura ambiente que tengas en casa. El tiempo habitual suele ser dos horas y media, ya que la levadura seca también acelera el proceso.

  • Dar forma

Cuando ya haya duplicado, enharina la mesa de trabajo y vuelca la masa. Probablemente verás que tiene algunas pompas y eso está estupendo pero, para un pan de molde, necesitamos desgasificar la masa.

Así que vuelca la masa sobre la superficie que tenga harina y puedes dividirla en dos o dejarla tal cual, depende de la forma que quieras darle al pan. Nosotros la hemos dividido en dos (no nos ha quedado simétrico) y con la yema de los dedos vas desgasificando la masa.

Una vez que la tengas, le das forma de rectángulo en función del tamaño de tu molde o, si lo has hecho como nosotros, en forma de dos bolas, como en el vídeo que te mostramos:

ANUNCIO
  • Segunda fermentación

Cuando lo tengas listo, lo metes en el molde que tengas para hacer pan de molde. En nuestro caso, un molde de silicona tipo plum cake por lo que no nos hace falta engrasarlo, pero si tienes un molde de pan tienes que echar un poco de mantequilla por cada lado y después harina, retirando el sobrante.

A continuación, toca dejar que vuelva a aumentar su tamaño pero ésta vez dentro del molde. El tiempo de fermentación es de 1 hora. Lo complicado aquí es saber cuándo está la masa perfectamente fermentada puesto que tiene que se busca que en el horno no crezca más, para que no greñe; pero tampoco puedes pasarte de tiempo de fermentación, porque puede quedarse floja. Así que, a experimentar cada uno en su casa y con sus masas para ir conociendo vuestros tiempos.

  • Horneado

Pon el horno a precalentar a 210 grados.

Pinta la superficie del pan con un pincel humedecido en leche.

Cuando el horno esté caliente será el momento de meter el pan de molde. Primero son 15 minutos a 210 grados y después 30 minutos a 190 -180º, tiempo total 45 minutos.

Deja enfriar a temperatura ambiente. Yo suelo dejarlo toda la noche para que se enfríe tranquilamente y la miga se asiente.

ANUNCIO

  • Trucos

Os tengo que decir que no lo he experimentado nunca pero sí que me lo han comentado compañeros. Si dejáis enfriar el pan de molde envuelto en un paño, la corteza se os quedará más blandita (si es que os gusta así).

Si queréis tener más durante más tiempo, podéis cortarlo en rebanadas y meterlo en el congelador. Al igual que ya os contamos con el pan de molde de centeno, es fundamental que esté cerrado herméticamente para que no se dañe. Después sólo tenéis que dejar que se descongele a temperatura ambiente o a la tostadora.

Otras recetas de pan que os pueden gustar son:

5.00 / 5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar