SaborGourmet.com

Receta de Patatas panaderas, fáciles y perfectas

Las patatas panaderas son uno de los acompañamientos más famosos y asequibles que podéis preparar en casa, además de conseguir un resultado ideal con muy poco esfuerzo.

Receta de patatas panaderas

Un buen acompañamiento es tan importante como el plato al que acompaña y unas tradicionales patatas panaderas son una manera sencilla de asegurarse el acierto. Las puedes servir con multitud de tipos de carne y pescado, al igual que pueden ir muy bien con un par de huevos fritos al lado o lo que te apetezca, es de lo más versátil.

Como curiosidad, dicen que las patatas panaderas provienen de la gastronomía francesa, pommes de terre à la Boulangère. Si investigáis veréis que no es la misma receta pero que tiene su aquel y sin ninguna duda tienen que estar deliciosas.

Patatas panaderas – Ingredientes

  • 3 patatas grandes (en mi caso, gallegas tipo Kennebec)
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento verde hermoso
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Cómo hacer patatas panaderas en casa

Enciende el horno a 180º.

Pela la cebolla y la cortas en juliana (tiras alargadas y finas).

Lava el pimiento verde, lo secas y lo cortas también en tiras finas.

Pon una sartén con un buen chorro de aceite de oliva (piensa que ahí vas a dorar también las patatas posteriormente) a fuego medio, cuando esté caliente añades la cebolla y unos minutos después el pimiento. Echa un poquito de sal.

Pela las patatas, las lavas y las secas. Córtalas en rodajas no muy gruesas, como medio centímetro de grosor.

Añádelas a la sartén junto con las cebolla y el pimiento, baja el fuego y lo sofríes todo junto hasta que comience a ponerse dorado. Lo dejas un par de minutos más y listo. Ten en cuenta que para dar la vuelta a las patatas o removerlo hay que hacerlo con cuidado para que no se rompan.

Cuando tengan ese tono ligeramente dorado escurres las patatas, la cebolla y el pimiento, los echas sobre un recipiente apto para el horno. Echa el vino por encima y lo metes al horno durante 15 minutos, vigila que no se queme.

Después, ya solo tenéis que servir con el plato principal que hayáis escogido y a disfrutar de unas patatas panaderas caseras de lujo. Si queréis, podéis añadirle un toquecito final de pimienta recién molida.

Otras recetas que os pueden resultar interesantes son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar