Escrito por

Tarta de manzana

Hoy en Sabor Gourmet te presentamos una receta muy sencilla para que disfrutes de un postre único y delicioso: tarta de manzana.

Quiero compartir con vosotros una de las recetas más típicas de todos los cumpleaños que se han celebrado en mi familia, una tarta de manzana reineta que nunca ha faltado.

Como comprobaréis es una receta muy sencilla y que tiene un sabor espectacular.

Ingredientes

  • Un paquete de pan de perrito
  • Un kilo de reinetas
  • Medio litro de leche
  • Ocho cucharadas de azúcar
  • Dos huevos
  • Mermelada de melocotón
  • Una cucharada de mantequilla

Preparación

Derrites la mantequilla con un poco de leche al fuego e incorporas el azúcar para que se derrita. Lo dejamos enfriar

Antes de rebanar tanto las reinetas como el pan de perrito, es mejor que lo vayamos haciendo poco a poco hasta que cubramos la fuente.

Para ello, la fuente que seleccionemos la untaremos con un poco de mantequilla para que no se pegue el pan ni la manzana.

Una vez cubierta, vamos haciendo rebanadas de medio centímetro el pan de perrito y cubrimos con ellas la fuente, intentando que no quede ningún hueco vacío.

A continuación, comenzamos a cortar en rodajas la manzana, de alrededor de dos milímetros, no podemos hacerlas muy gruesas porque sino, no se cocerían bien. Sin embargo, si las hacemos demasiado finas, la tarta no sabría a manzana.

De esta manera vamos colocando primero una capa de pan de perrito y encima rodajas de manzana, así sucesivamente hasta llenar el alto del recipiente o según la cantidad de tarta que queramos preparar.

Cuando hayamos terminado de colocar las capas, echamos por encima la mezcla de la leche con la mantequilla y el azúcar. Para que no se levante ninguna manzana, nos ayudaremos de una cuchara sobre la que iremos vertiendo el contenido.

loadInifniteAdd(44636);

La metemos al horno durante 15 minutos a 200 grados y la cubrimos con papel de horno o papel de aluminio para que no se queme la manzana pero sí se hornee correctamente. Mientras se hace, vamos preparando el jarabe de melocotón con el que la decoraremos.

Echamos unas cuatro cucharadas de mermelada de melocotón bien colmadas en una taza y echamos un chorrito de agua, más bien poca agua. Removemos con esmero para que quede un poco más líquida y reservamos.

Para ver si está hecha pinchamos con un cuchillo y si sale húmedo debemos dejarlo durante más tiempo, sin embargo, si está seco entonces la sacaremos y distribuiremos sobre ella el jarabe de melocotón.

Una vez bien distribuido volvemos a meterla en el horno durante 5 minutos pero esta vez sin necesidad de cubrirla con ningún tipo de papel.

loadInifniteAdd(44637);

Cuando ya esté lista la dejamos enfriar y en tres horas estará lista para comer.

Personalmente, es mejor dejarla reposar y comerla al día siguiente, adquiere otra textura y está increíblemente buena.

Truco: puedes añadir una cucharadita de maizena para que cuaje con mayor rapidez la mezcla de leche con mantequilla y azúcar, para ello sólo quitas un poquito de la leche que vas a añadir a la mezcla, deshaces la maizena y añades a la mezcla junto con el resto de ingredientes.

SaborGourmet.com

Newsletter