SaborGourmet.com

Tronco de navidad con chantilly

El tronco de navidad con chantilly es el postre ideal para estas fechas. Blandito, esponjoso y con el punto dulce perfecto.

Para estos postres será bueno elegir un buen vino como los de este post:

Receta de tronco de navidad con chantilly

Cuentan que el tronco de navidad es un postre originario de Francia, donde recibe el nombre de Bûche de Noël. La masa del bizcocho suele ser la misma en todas las recetas que encontréis, tanto en papel como en internet, lo único que suele diferenciarse son los rellenos puesto que es un postre que admite una infinidad de propuestas y variantes: crema chantilly, crema pastelera, crema de turrón, crema de chocolate, nata montada… ¡A cada cual más rico!

Ingredientes de tronco de navidad con chantilly

Bizcocho

  • 120 g de harina
  • 6 huevos L
  • 120 g de azúcar
  • 1/2 cdta. de extracto de vainilla

Crema chantilly:

  • 400 ml de nata muy fría
  • 80 de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ganache de  chocolate:

  • 300 gr de chocolate (he combinado al 70% con chocolate con leche 45% de cacao)
  • 200 ml de nata líquida
  • 50 gr. de mantequilla

Tronco de navidad con chantilly paso a paso

  • Bizcocho

Enciende el horno a 180º, calor arriba y abajo.

En un recipiente pones las claras de 6 huevos y tienes que montarlas a punto de nieve. Cuando estén semimontadas añades 60 gramos de azúcar y continúa hasta que estén bien subidas. Si utilizas un robot de cocina o unas varillas eléctricas verás que en unos 8 minutos las tienes listas.

En otro recipiente mezclas las yemas con 60 gramos de azúcar y bates hasta que estén blanqueadas.

Mezcla las claras montadas con las yemas haciendo movimientos envolventes. El objetivo es que esté mezclado pero que las claras pierdan la menor cantidad de aire posible.

Añade ahora la harina tamizada y continúa haciendo esos movimientos envolventes. La harina ha de estar integrada completamente pero intentando que no pierda aire.

Extiende la mezcla sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Procura que quede extendida lo más uniforme posible. Lo metes al horno unos 10 minutos o hasta que esté doradito.

Pasado ese tiempo, sacas el bizcocho con papel vegetal sobre una rejilla y lo dejas enfriar otros 10 minutos. Entonces, le pones otro papel vegetal por encima, lo giras, y retiras el papel con el que se ha horneado. Lo enrollas poco a poco, con delicadeza, y cierras los laterales como si fuese un caramelo. Déjalo enfriar por completo.

  • Crema chantilly

Pones la nata bien fría, el azúcar y la cucharadita de extracto de vainilla en un recipiente. Comienza removiendo suavemente para que todo se integre y después aumentas la velocidad hasta que consigas tener una crema firme. Entre 3 y 5 minutos la tendrás lista.

  • Ganache de chocolate

Calienta la nata.

En un cuenco pones el chocolate y, cuando la nata esté caliente, la vuelcas sobre el chocolate y remueves hasta que se deshaga.

Cuando esté lista, añade la mantequilla y continúa removiendo para que se funda por completo.

Yo la he dejado reposar un poquito, bien tapada, a temperatura ambiente para que coja más cuerpo.

  • Montaje del tronco de navidad

Importante, no puedes dejar que el bizcocho pase mucho tiempo enrollado o puede agrietarse. Así que, en cuanto esté frío, hay que rellenarlo.

Desenrolla el bizcocho con cuidado y extiendes la crema chantilly. Yo suelo echar más por la zona por donde voy a comenzar a enrollar y después dejo una capa más uniforme en el resto de la plancha de bizcocho.

Enrolla ayudándote del papel de horno o de un paño de cocina.

Puedes forrarlo con papel film y llevarlo un ratito al congelador para que coja más consistencia. Igualmente, que sepas que congela fenomenal, por si te sobra o quieres hacer de más para otra ocasión.

Extiende la ganache chocolate por encima, suavemente, que quede bien cubierto por completo y ¡no la gastes toda! Corta en diagonal un trocito del tronco y se lo pegas al tronco grande por encima o por un lateral. Con el resto del ganache cubres bien los laterales y la zona de pegado.

Termina por hacer unos dibujos a lo largo del tronco, siempre en la misma dirección, para simular mejor un tronco natural.

Mételo un ratito en la nevera para que todo coja mejor consistencia y, después, ya  lo tienes ¡Listo para disfrutar!

Otras recetas de postres de navidad que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar