SaborGourmet.com

Te contamos cómo hacer un desayuno saciante para evitar comer entre horas

Si te pasas la mañana luchando para no comer entre horas y al final llegas famélico a la hora de comer, tu desayuno no es el que necesitas. ¡Haz este que te proponemos!

A través de los anuncios y de esta idea de desayuno tradicional (que probablemente es más actual que el que tomaban nuestras abuelas), tenemos instalado que el desayuno ha de ser dulce ¡Gran error! Todo tiene que ver con los picos de glucosa y cómo esto acaba dejándonos totalmente hambrientos en un menor tiempo, pero no me voy a meter a daros la brasa con eso cuando tenéis los libros de Jessi Inchauspé que lo cuenta absolutamente genial.

Lo importante es que tenemos que caernos de la idea de que un desayuno completo son cereales procesados, galletas, bollería industrial con un vaso de leche, etcétera, etcétera.

En mi experiencia, un desayuno salado y bien completo es una manera impresionante de poder pasarme la mañana con toda la energía disponible y sin sentir hambre. Porque, también esto nos ayudará a diferenciar cuándo queremos comer por hambre, por ansiedad, por evitación… aquí cada uno con sus historias internas.

Ejemplos de desayunos saciantes

Entonces, ejemplos de desayunos saciantes pueden ser:

Las cantidades, qué comer o no, ya lo dejo a vuestro gusto. Lo ideal es que vayáis probando para ver con qué os quedáis bien. En mi caso, una tosta completa con una infusión a mí me deja estupenda para afrontar el día pero incluye lo que necesites.

3.00 / 5
3.00 - 2 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar