Las mejores recetas sencillas para el Día de la Madre

Esta semana se celebra el Día de la Madre y para dar tener un pequeño gesto con nuestras madres, hemos decidido traeros algunas recetas sencillas y ricas que seguro que les encantan a vuestras madres; podéis aprovechar para hacerlas junto a ellas o aprovechar y hacerlas vosotros para su disfrute. Estamos convencidos de que van […]

Esta semana se celebra el Día de la Madre y para dar tener un pequeño gesto con nuestras madres, hemos decidido traeros algunas recetas sencillas y ricas que seguro que les encantan a vuestras madres; podéis aprovechar para hacerlas junto a ellas o aprovechar y hacerlas vosotros para su disfrute.

Estamos convencidos de que van a triunfar en vuestros hogares, igual que las disfrutamos cuando éramos los más peques de la casa. Desde Saborgourmet, os traemos las mejores recetas sencillas para el Día de la Madre.

Croquetas de bacalao

Receta para el día de la madre sobre recetas de Bacalao

Ingredientes para 6 personas:

  • 800 g de bacalao desalado y desmigado,
  • 2 cabezas de ajos
  • Un puñado de perejil
  • Aceite de Oliva
  • 5 cucharadas de harina
  • 750 g de leche entera.

Elaboración: Empezamos pelando los ajos y picándolos. Pondremos aceite suficiente a calentar en una sartén grande y añadiremos los ajos para que se frían. Tenemos que ir con cuidado de que no se quemen, para que no amarguen el resultado final. Añadimos el perejil y lo dejamos hacer ligeramente. Agregamos el bacalao y lo removemos todo mientras cuece a fuego medio. Si nos parece que es necesario, mejor bajar su intensidad para que no pegue el bacalao a la sartén. Cuando el bacalao esté hecho, vamos añadiendo cucharadas de harina y removiendo, contad alrededor de unas 5 o 6, tiene que quedar una masa compacta. Por último, agregamos la leche y removemos hasta que la masa de croquetas se la beba completamente. Dejamos enfriar bien la masa. En este punto pueden congelarse, o guardarse en la nevera de un día para otro. Después, vamos haciendo las croquetas, las pasamos por harina, las freímos con abundante aceite caliente y las colocamos sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante

Canelones de pollo, huevo y tomate

Canelones para dia de la madre

Ingredientes para 20 canelones de pollo, tomate y huevo:

ANUNCIO
  • 250 g de pollo
  • 225 g de salsa de tomate frito
  • 2 huevos de tamaño grande
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 20 placas de canelones
  • Y una serie de ingredientes que irán más a tu gusto: sal, pimienta, aceite de oliva virgen, queso rallado (el tipo que prefieras; aunque lo más recomendado es hacer una mezcla entre varios)
  • 450 g de salsa bechamel.

A continuación, os dejamos con la elaboración: vamos a empezar por el huevo duro. Llenamos de agua un cacito y la llevamos a ebullición. Salamos, introducimos el huevo, con ayuda de una cuchara para que no golpee la base y se resquebraje, y cocemos durante 12 minutos. Transcurrido este tiempo, retiramos del cacito y refrescamos en abundante agua fría para cortar el hervor. Mientras tanto, cogemos el pollo y lo separamos; podemos desmenuzarlo o incluso hacer carne picada con el. Agregamos 175 g de la salsa de tomate y los huevos, previamente pelados y picados, y salpimentamos al gusto. Sí la mezcla queda acuosa, podemos incorporar un poco de pan rallado. Hervimos las placas de pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, agregando un chorrito de aceite de oliva virgen al agua para potenciar su sabor. Una vez listas, las colocamos sobre un trapo limpio y ligeramente humedecido. Repartimos el relleno entre todas ellas y las cerramos enrollando en forma de tubo. Trasladamos los canelones rellenos a una fuente apta para horno cubierta con el resto de la salsa de tomate, y los cubrimos con la salsa bechamel caliente. Espolvoreamos con el queso rallado e introducimos en horno pre-calentado a 200 ºC. Cocemos durante 10 minutos o hasta que el queso se dore y los canelones hayan alcanzado cierta temperatura.

Espaguetis a la carbonara

Ingredientes para 2 personas:

ANUNCIO
  • 160 gramos de espaguetis
  • 150 g de tocino curado, o en su defecto bacon
  • 3 yemas de huevo
  • 25 g de pecorino romano
  • Sal y pimienta recién molida

Para hacer la elaboración de los Espaguetis a la carbonara seguiremos estos pasos:

Corta en dados el bacon (guanciale o tocino) y los pones a saltearse en una sartén, sin necesidad de echar nada de aceite. Una vez que haya quedado dorado lo retiras del fuego y reservas la grasa que está en la sartén. Pon a cocer los espaguetis el tiempo indicado en el paquete, en mi caso eran 9 minutos. Tienes que poner un cazo al fuego con un poco de agua y una pizca de sal, pero no mucha porque la salsa ya va a ser muy sabrosa de por sí. Mientras tanto, separa las yemas de las claras. Las claras puedes reservarlas para otras recetas. Pones las yemas en un recipiente apto para el baño maría, bates y añades la grasa del bacon. Pon el bol sobre un cazo para hacer el baño maría y añades el queso rayado, sigue removiendo. Retira del fuego. Si ves que queda muy espesa podéis echar unas cucharadas de agua caliente de la propia cocción de espaguetis, remueve y el resultado ha de ser una salsa cremosa. Escurre los espaguetis y los añades en la misma sartén que el bacon, lo salteas todo junto unos minutos. Después añades la salsa carbonara y mezclas bien al fuego un par de minutos. Finalmente sirves y añades un poco de pimienta recién molida y queso pecorino rayado.

Tarta con galletas

Y cómo no podemos acabar el Día de la Madre sin un toque de dulce, a continuación os vamos a dejar una tarta hecha con galletas. Vais a encontrar muchas tartas parecidas y siempre podréis cambiar alguno de los ingredientes por otro que sea de vuestra preferncia.

Los ingredientes para hacer una tarta de tamaño medio son:

  • 20 galletas (elige tus preferidas; pero las cuadradas son más sencillas de manejar)
  • Mermelada de fresa o frambuesa
  • 100 gramos de chocolate negro o chocolate con leche
  • Una taza de leche
  • 5 gramos de aceite de oliva

Para la preparación de esta tarta; podéis usar el molde más apropiado para el tamaño de vuestro horno. Lo primero que debemos hacer es poner una capa de galletas y con una paleta o un pincel, pringado con leche; las mojamos para que vaya absorbiendo la leche. Una vez que estén listas las galletas; es el momento de poner la capa de mermelada. Una vez que tengamos listo este paso; deberemos de volver a hacer lo mismo; así tantas veces como queramos o podamos. Ahora, debemos de conservarla en el frigorífico. Mientras esperamos, aprovechamos y fundimos el chocolate a baño maría y añadimos una cucharada de aceite para que se adapte a la tarta y no se acabe rompiendo.

4.00 / 5
4.00 - 1 Voto

También te puede interesar